ACABÓ UN MASTER EN LA ESCUELA DEL REAL MADRID Y LA UNIVERSIDAD DE EUROPA

El fisio cartagenero busca nuevo destino tras tres años en Plásticos Romero y FC Cartagena

Alejandro García, ‘Álex’ en el deporte. Tiene 25 años y ya lleva tres trabajando de fisioterapeuta entre Plásticos Romero Cartagena, en Segunda y en Primera de fútbol sala, y en el FC Cartagena a partir del manager general Julio Ribas y hasta Alberto Monteagudo.

Álex García, este lunes 4 con Florentino Pérez, presidente madridista.
Álex García, este lunes 4 con Florentino Pérez, presidente madridista.  

Hoy está en espera de destino Acaba de regresar este lunes 2 de la clausura de un Máster, de un año de duración, organizado por la Escuela del Real Madrid y la Universidad Europea. El acto fue el lunes en el estadio Bernabeu.

-Estuvieron el presidente de la FIFA, el del Real Madrid, Florentino Pérez, y también Butragueño. Ha sido un máster muy duro y de gran interés.

-La carrera la terminaste en 2014. ¿Cuál fue tu primer trabajo como fisioterapeuta deportivo?

Antonio Ibarra y Fran Angosto le abrieron puertas profesionales en 2014

-Enseguida me llamaron Fran Angosto y Antonio Ibarra, con gran experiencia en el fútbol y en el fútbol sala. De los dos he aprendido mucho. He estado estas tres últimas ligas con el Plásticos Romero y también trabajé para el Cartagena; comencé con el uruguayo Ribas y también en la etapa de Palomeque, en la salvación del equipo, y más tarde con Víctor Fernández y Chuchi Macon, Así también con Alberto Monteagudo pero no esta última campaña, en la que he estado solo en el Plásticos Romero.

-Ahora, de vacaciones pero, ¿qué perspectivas hay para la próxima temporada?

-He hablado con Roberto (presidente del fútbol sala) y no descarto que pueda salir a trabajar fuera, Mi idea es progresar pero en este momento no sé dónde estaré dentro de unas semanas. -Has acumulado experiencias. Con vivencias difíciles en la etapa de Julio Ribas (puesto por Sporto).

-Esa temporada terminó con la alegría de la salvación ante Las Palmas Atlético, en Canarias…

-Fue una enorme alegría; una jornada increíble que quedará para siempre en nuestra memoria. El club estaba muy mal, peor en el aspecto psicológico que en el físico; no se llevaban bien los pagos y se sufrió bastante, con muchos problemas y malos resultados deportivos. Había bastantes lesionados, el equipo llegaba justisimo a final de temporada y a esa eliminatoria y fue una heroica total lograr el empate que daba la salvación.

-¿Qué tal la experiencia de trabajar cerca de Víctor Fernández y con su ayudante Macón?

-Aprendí muchos de ellos en una pretemporada y casi una primera vuelta de la Liga. Son dos profesionales y disfruté por ello.

Alex GArcía

Álex García, en la clausura del Máster de la Escuela del Real Madrid y la Universidad Europea.

 

-Tras el relevo, Monteagudo llegó (llamado por Belmonte) y llevó al equipo a unos resultados inesperados, por excelentes. Llegó la transformación positiva  ¿Cómo ves al entrenador manchego?

-Lo he visto como un hombre con las ideas claras que transmitía seguridad al vestuario. De él también he aprendido bastante y en general de todos con los que he colaborado.