EL DELANTERO VASCO MEDITA LA OFERTA DEL CARTAGENA PARA ABANDONAR CHIPRE

Arruabarrena deshoja la margarita

Mikel Arruabarrena es el primer situado para lucir el ‘9’ en la zamarra albinegra para la temporada que se avecina. Arruabarrena ha jugado en el Eibar en dos etapas pero a sus 34 años puede decirse que es un trotamundos. Belmonte le conoce bien, las redes sociales hablan de él desde hace días y en el Cartagena están a la espera que se decida abandonar el Limassol chipriota

Mikel Arruabarrena en una imagen actual
Mikel Arruabarrena en una imagen actual  

Para Arruabarrena el Eibar es el club de su vida pero el jugador tolosarra tuvo que abandonarlo el pasado verano para buscarse la vida en Hong Kong, pero aquella aventura resultó fugaz. Apenas duró una semana. Como el tiempo corría en su contra el Limassol llamó a su puerta y acabaría aceptando la oferta chipriota, con dos años de contrato y la posibilidad de jugar competiciones europeas.

El delantero vasco, que también tenía una oferta de Australia, sopesa ahora la tentativa del Cartagena para que vuelva al fútbol español, aunque sea en Segunda B. Ocurre que Belmonte le conoce bien de su paso por el Leganés cuando el hoy presidente albinegro era el director deportivo del equipo ‘pepinero’. Aquello fue en la 2010/11. Después volvería a fichar por el Éibar pero desde entonces quedó una buena amistad que Belmonte ha vuelto a reactivar.

Su perfil como delantero encaja con lo que buscan B&B, delantero aguerrido, peleón y que hace goles. Siempre los ha hecho. Después del Leganés y del Éibar ficharía por el Huesca, en Segunda, antes de marcharse hasta Chipre en dónde vive cómodamente en Limassol pero sopesa un cambio de aires. En las redes sociales su nombre viene sonando desde hace días con insistencia pero el futbolista, como tantos otros, sigue deshojando la margarita.

El curriculum del vasco es de los considerados extensos. Empezó en el Basconia (2002/03), Bilbao Athlétic (2003/05), Osasuna B (2005/06), Xerez CD (2006/07), Tenerife (2007/08), Legia de Varsovia (2008), Éibar (2009/10), Leganés (2010/11), otra vez el Éibar (2011/15), Huesca (2016/16) y el actual AEL Limassol FC desde el pasado verano.

La aventura en Chipre está siendo positiva para Arruabarrena dónde, además de marcar goles, le sirve para aprender inglés. Pero el futbolista, que también estuvo en el Legia de Varsovia (Polonia) en 2008, sabe que está en sus últimos años como futbolista y quizás en el regreso a España. Y ahí es dónde el Cartagena espera aprovechar su oportunidad.