El Cartagena está tirando la Liga por la borda con su ineficacia casera

Ya no hay dudas. El Cartagena está tirando la Liga por la borda por su ineficacia en casa. Desde que arrancó la segunda vuelta ha jugado 6 partidos, 18 puntos de los que solamente ha sumado 7

Foto: RAÚL VELASCO-SCT
Foto: RAÚL VELASCO-SCT  

Esos 7 puntos del Cartagena (victorias ante El Ejido 2-0, San Fernando 2-1 y empate con Melilla 1-1) dejan a las claras las vergüenzas de un equipo que se está desplomando por mor de sus pésimos encuentros en el Cartagonova. Los rivales lo saben y se aprovechan de ello.

El Cartagena ha pasado de ser un equipo fiable a un conjunto nervioso, al que le marcan con facilidad en la primera ocasión que tiene el equipo rival y que se deja contagiar de los nervios y de la intranquilidad que generan esos goles. Sus resultados ahí están con tres derrotas en ese corto intervalo de tiempo ante el Córdoba y Mérida por 1-2 y esta, la más dolorosa de todas, ante el eterno rival por un 1-3 que nadie, o casi nadie, podía esperar.

A los de Monteagudo, muy criticado también desde las gradas, especialmente por los cambios, le restan ahora cuatro partidos en el Cartagonova, ante el Jaén, Extremadura, Jumilla y Recreativo. Tres de ellos se están jugando el descenso mientras el Jumilla vendrá a Cartagena en busca de un hueco en el playoff.

Lo peor de todo esto es la intranquilidad que se genera y las dudas que inundan a este equipo, obligado a despejarlas por la via rápida con un triunfo que sea contundente en Marbella. En caso contrario sería tanto como entrar en una espiral más que peligrosa.