EN LA OFENSIVA DEL FC CARTAGENA

Chus Hevia, algo más que un revulsivo

Dinamizar el ataque albinegro es lo que viene haciendo Chus Hevia, el asturiano de 26 años que al que en su etapa santanderina Pedro Munitis lo utilizó tres veces dándole 'minutos de la basura' y en esas tres ocasiones el Racing no ganó. Al retornar a Cartagena Monteagudo le dio confianza.

Hevia acaba de marcar un gol al Córdoba B, en la imagen de archivo.
Hevia acaba de marcar un gol al Córdoba B, en la imagen de archivo.  

En el Racing, club con urgencias de ascenso,  Hevia salió algunas veces como revulsivo: una en el Sardinero ante el Burgos (1-1) y en las otras dos salidas gallegas, Coruxo (1-0) y en Vigo ante el Celta B (1-0) su equipo perdió. Siempre cuando se va `perdiendo se lucha contra la corriente.

Y en el ejercicio anterior en el Cartagena 2014-15 fueron seis los partidos en los que Chus Hevia salió después del minuto 15 de juego. En esa campaña hizo 12 goles y hasta actuó lesionado en una pierna. Palomeque no tenía otra alternativa. Recuérdese el encuentro de ida de eliminatoria de permanencia con Las Palmas Atlético (0-0) en el Cartagonova. Hevia fue distinguido por Sortcartagena con el Trofeo que recibió en Mesón Penélope para premiar su buen trabajo. Posteriormente marcharía a Cantabria para una aventura de media Liga.

El año pasado jugó 13 partidos como albinegro y marcó cuatro goles. Había llegado desde Cantabria en el mercado de invierno, en enero, y al hacerse cargo Monteagudo del Cartagena le hizo jugar desde su debut en Almería durante ocho semanas como titular y además  lo alineó otras cinco veces. A día de hoy sigue siendo valorado por el técnico de Valdeganga en una plantilla que ofrece variedad y calidad, incluso con algunos lunares de los que ninguna entidad está exenta.

GOL EN MELILLA "POR ESTAR AHÍ"

En la salida a Melilla  Chus aprovechó el tiempo que le dieron para marcar el gol del empate, al situarse en el sitio oportuno y en el momento oportuno para conseguir batir a Barrio, portero que hasta ese momento solo había encajado dos tantos en la competición. Un gol sin mácula, legal 100 por 100 aunque en principio hubo dudas. Éstas fueron disipadas cuando la televisión confirmó que el asturiano se hallaba en posición correcta.