SE CAMBIARON LAS TORNAS

El futuro blanquinegro es más esperanzador que el de un histórico R. Murcia en su peor momento

 

Lo que está en juego este domingo 19 -viva Perogrullo- son tres puntos-. Y nada más. El derbi no es decisivo, lo podría ser en la jornada 38 o en la 37 tal vez, aunque  sí apunta a ser muy atractivo; irremediablemente empujado por la tradición y la rivalidad al ser el partido más esperado en el año en el Cartagonova. Después de la jornada inminente queda una ristra veinticuatro puntos a disputar.

Deseado, hoy en el Murcia y Belmonte. Foto Luis Godinez/SCT
Deseado, hoy en el Murcia y Belmonte. Foto Luis Godinez/SCT  

Hoy el Cartagena  es el favorito pero no solo por lo desarrollado en los campos  esta campaña sino porque la estabilidad del Murcia, que casi siempre en los tiempos ha sido más consistente que la del vecino del puerto, está en solfa. Se cambiaron los papeles, o  las tornas, fríamente considerada la situación. El futuro es marinero y los grana tendrán que aguardar mejores singladuras que pasan por lo deportivo y el saneamiento económico . Es angustioso tener que subir sí o sí o entrar en fase del liquidación.El dilema murcianista no es otro. Ya no, hay, Andrés Pintados, Morenos Jiménez, Guillén, Curros Ruano o Pepes Pardo  que puedan como antaño poner  parte de su patrimonio en las campañas gozosas de la época del Panadero de Archena

13 FC CARTAGENA SAN FERNANDO (1024x768)

Una afición  creciente es capaz de llevar al estadio 10.000 o más seguidoresen el derbi, piensa y dice Belmonte. / L. GODINEZ / SPORTCARTAGENA

El pariente pobre, bastante más pobre y ayuno de estar en Primera aunque fuese de paso o de estabilizarse en Segunda,  siempre fue el Cartagena,  pero tampoco hoy está para sacar pecho porque su filosofía es innovadora y exige esfuerzos renovados. Sus mejores tiempos están en proceso, no hay demasiadas prisas y en menos de dos años se ha hecho más en buena gestión  que en dos décadas. Ni el dinero de Paco Gómez logró poner orden y estabilidad no artificial, incluso estando a punto de poder subir a Primera en 2009-2019 con Juan Ignacio Martínez (JIM).

Al margen del resultado que se pueda registrar este domingo josefino, hay 'otro' derbi que ya lo gana el Cartagena. Sin pretendido triunfalismo y esta teoría puede exponerse así, en varios puntos clave:

1.- LAS POSICIONES EN LA TABLA

El Real Murcia nunca ha estado en la presente liga en posición de playoff en la competición . Sus mejores puestos han sido el quinto y el sexto y el más habitual el séptimo en ocho semanas. En lo que respecta  al Cartagena se ha mantenido siempre en plaza que da derecho a disputar la fase de ascenso. 14 jornadas en segunda posición, 12 como líder del grupo, tres en tercera posición y sólo dos en el cuarto puesto.

La inercia juega a favor de los blanquinegros aunque este factor no garantiza un resultado en un partido de fútbol.

2..- DOCE PUNTOS DE SEPARACIÓN

Los números, reflejados en la tabla de clasificación, revelan la evidente superioridad del Cartagena. Segundo puesto para los blanquinegros frente a la octava posición de los granas cuando faltan nueve semanas para que la Liga concluya.

Doce puntos de separación, debido a los 56 acumulados por los del estadio Cartagonova frente a los 44 sumados por el Real Murcia. En el apartado de goles, los cartageneristas han marcado 15 más y encajado tres menos que los guardametas con los que contó Paco García y cuenta hoy Vicente Mir.

3.- LOS NÚMEROS  DE LA ECONOMÍA

El Murcia tenía en septiembre del año pasado una deuda total de 44,6 millones de euros y un margen de mejora encadenado, cruelmente supeditado a los resultados deportivos. Su deuda concursal es de 14,9 millones de euros y si al año 2020 no estuviese ya en Segunda División no podría hacer frente a ese peso; pero si se encontrase en Segunda (que es el objetivo de sus nuevos rectores) pagaría el 20% de la deuda, y si la categoría fuese de Primera, abonaría el 100% de la deuda a acreedores.

Una afición  creciente, como la del FCC, es capaz de llevar el domingo al derbi 10.000 o más seguidores, piensa el dueño

Los números del Cartagena en cuanto a las finanzas son sensiblemente mejores. Rebajó  en su momento (gestión de Paco Belmonte y su equipo de tareas) una parte de su deuda de los 3,4 millones de euros a un millón. El club pactó con sus acreedores para abonar el 30% del volumen de sus créditos, a pagar en un periodo máximo de siete años.

Después del acuerdo alcanzado con los acreedores y el visto bueno de la jueza del Juzgado número 1 de Lo Mercantil de Murcia, el FC Cartagena dio un nuevo paso de suma importancia, hacia la estabilidad económica precisa. Así se  garantizó un ahorro de 2,4 millones de euros que debía y que no tendrá que abonar por la rebaja del 70% que logró de empresas, clubes, exjugadores y trabajadores del propio club que estaban incluidas en el concurso de acreedores. Y todo, resuelto o envías en diez meses de tarea.

dinero-7

Entre los créditos ordinarios y subordinados, el FC Cartagena tenía que hacer frente a 3.441.000 euros, que redujo a 1.031.000 euros (289,568 euros de crédito ordinario y 742.000 de subordinado). El club de Belmonte tiene dos años de espera, por lo que hasta la temporada 2018/2019 no empezará a abonar las cantidades antes referidas. Además, los años 3, 4 y 5 tendrá que desembolsar un 10% de la deuda –alrededor de 100.000 euros–, mientras que los años 6 y 7 del convenio se eleva al 35% ,en torno a 360.000 euros cada uno.

Por paradoja  uno de los hombres que trabajó al máximo, en esta tarea, fue Deseado Flores, actual dirigente de la entidad pimentonera. Las relaciones entre Flores y Belmonte no son las de antes.

RUEDA DE PRENSA 3Deseado Flores  y Paco Belmonte, artífices del cambio en  el FC  Cartagena. / LUIS GODINEZ / SCT

4. -LA RESPUESTA DE LAS AFICIONADOS

Mientra la afición grana, siempre fiel y tradicionalmente más numerosa, ha ido menguando por continuadas decepciones por los resultados deportivos y la mala gestión de los responsables de la institución,  a la vez que los seguidores del Cartagena han aumentado hasta alcanzar en las últimas fechas más de 7.000 espectadores en su estadio municipal, frente  a la media de  menos de 5.000 en Nueva Condomina. Una etapa en la que los blanquinegros suman  apoyos increíbles  y diría que asombrosos desde la vertiente del empresariado, que no se fió por la estela dejada por gestores anteriores.