La emoción siempre estuvo presente

Desde el minuto cero hasta el final la emoción siempre estuvo presente. El 0-0 refleja las escasas ocasiones y lo que sufrieron los seguidores, que estuvieron geniales hasta el mismísimo final

El Cartagena-Recreativo tuvo emoción hasta el final/RAÚL VELASCO-SCT
El Cartagena-Recreativo tuvo emoción hasta el final/RAÚL VELASCO-SCT  

Si algo hubo en este Cartagena-recreativo fue emoción. A falta de goles todo el público estaba pendiente de que hubiese algún gol, a favor o en contra, que diese la vuelta al partido en un sentido o en otro.

Los cartageneristas jugaron un buen primer tiempo pero fueron bajando la inyensidad conforme los minutos iban pasando, la responsabilidad crecia y no se podía tener ningún fallo que condenase sobre todo al Cartagena, que era el único equipo que tenía algo en juego.