SU ÚLTIMA VICTORIA FUE EN LA 2007/08

El empate es lo que domina en las últimas visitas albinegras a Linarejos

Para el Cartagena nunca ha sido fácil ganar en Linarejos, el campo del Linares. De hecho solamente ha podido hacerlo una vez desde el año 2002 con su actual nombre aunque al ‘otro’ Efesé tampoco le fue demasiado bien cuando competía en este recinto. Linarejos no deja de ser un hueso duro de roer y se ha vuelto a comprobar..

Linarejos, un campo dificil para el Cartagena
Linarejos, un campo dificil para el Cartagena  

Aunque este Linares que marcha noveno en la clasificación, con 28 puntos a 12 del Cartagena ya ha perdido 4 partidos en su propio feudo de los siete que ha perdido en total, ganar en Linarejos no es tarea fácil. Para el Cartagena, al menos, no lo es.

Los albinegros sólo tienen en su haber un triunfo en Linares. Fue en la temporada 07/08 con Pichi Lucas en el banquillo y el triunfo fue contundente. Un 1-3 que no dejó lugar para la duda. Marcaron aquella tarde Mariano Sánchez (58), el gran Carlitos Carmona (79) y David Rocha (87) y aquel Cartagena formó con Caballero en la puerta; Orlando, David Charco, Ormazabal y Alcántara en la defensa; Carmona, Curro, Mariano y Lafuente en la amedular, Sívori en la amedia punta y el catalán Molist en el ataque. Fueron los artífices del único triunfo en la cancha linarense.

De todos modos también es verdad que en ese tiempo el Cartagena solamente ha perdido una vez y fue, casualmente, la temporada en la que acabaría campeón con Juan Ignacio Martínez en el banquillo. Un 2-0 irebatible aquella tarde. Antes y después el resto han sido empates, con un 0-0 en la 2002/03 y en la 2004/05, un 1-1 en la 06/07 y en la pasada temporada otro 0-0 con siete jugadores de la actual plantilla.

En la actualidad el Linares ha perdido en casa con el Marbella (1-2) en la jornada 2, Melilla (1-2) en la jornada 17 y sendos 0-1 con el Murcia en la jornada 10 y con el Mérida en la jornada 17, es decir su último partido jugado en casa. Pero llama la atención que el bloque que dirige Miguel Rivera pierde, hasta el momento, más en casa que fuera.

Y con todo Linarejos, su recinto, sigue siendo un hueso duro de roer para el Cartagena, a juzgar por su única victoria en ese terreno de juego desde el año 2002.