EL DÍA DESPUÉS, TRAS LA ELIMINACIÓN DEL FC CARTAGENA

La mejor manera de caer

Para nada el Barça B fue mejor que el Cartagena en los 180 minutos de la eliminatoria. / RAÚL VELASCO / SCT
Para nada el Barça B fue mejor que el Cartagena en los 180 minutos de la eliminatoria. / RAÚL VELASCO / SCT  

Las victorias morales no son prácticas pero ayudan a conllevar el peso de la decepción. El 0-1 del Cartagena este sábado en el Miniestadi fue un triunfo moral, visto lo visto, que será recordado en el futuro como uno de tantos momentos tristes en la historia del fútbol cartagenero, dividido entre el Almarjal y el Cartagonova.

Queda el consuelo, que será calificado de pobre o no (a gusto del consumidor) pero permanece en la psiquis un poso de ánimo y aliento para volver de nuevo a la noble pelea de intentar el ascenso en mayo/junio de 2018. Hay campo abonado para pensar que las cosas, en materia deportiva, se pueden hacer bastante mejor de lo que se han hecho desde la dirección de los responsables del club.

La estabilidad en los campos de juego se perdió desde enero con una innecesaria y muy arriesgada ‘revolución’ en el mercado de invierno (lo que funciona bien no se toca) y se ha recuperado la normalidad en la etapa del playoff, la más parecida a la mejor fase de la plantilla, que ha utilizado en encuentros oficiales 27 futbolistas. El gran damnificado en el conjunto de la campaña ha sido el sub 23 Guirao, cedido por el Almería, un prometedor jugador reincidente en lesionarse con una temporada perdida y cuando su recuperación de su primer percance ya estaba consolidada, cayó de nuevo.

 

Valelñe

 

De los jugadores utilizados por Alberto Monteagudo en el global de 43 partidos incluyendo la eliminatoria de Copa del Rey a encuentro único con el Hércules, que ganó a los penaltis en el desempate tras prórroga, el que más minutos ha actuado ha sido el defensa canario Jesús Álvaro con 3.588.

CUARENTA Y TRES ENCUENTROS OFICIALES

En el ejercicio que concluyó este sábado 10 de junio en terreno catalán el FC Cartagena ha disputado 43 encuentros con el balance de 20 triunfos, 13 empates, 10 derrotas, con 54 goles favorables y 38 tantos en contra. Es el resumen numérico de Liga, Copa del Rey y fase de ascenso a Segunda B. Sin rematar la faena, una buena campaña que habría acabado de otra manera si el equipo se hubiese desinflado en el partido del pasado sábado con un marcador concluyente en contra y bajando los brazos. El equipo supo salir llorando pero con la cabeza muy alta del Miniestadi.

A poco que Paco Belmonte haga las cosas bien en el plano técnico deportivo, la nueva etapa que tendrá prueba de fuego en la campaña de abonados, no tiene por qué desmerecer de la anterior. Pero es una tarea que se tiene que currar y estar acompañada por la desaparición de la tendencia a patinar que ya se manifestó en invierno al cambiar al 25% de la plantilla de jugadores, sin motivo aparente en la mayoría de casos. No es preciso recalcar nombres, que de otra parte tampoco es necesario contrastar ante notario. La continuidad de Monteagudo está garantizada, algo que tampoco es exigible contrastar, claro está, al tener la confianza de quienes lo contrataron y ampliaron su contrato.

MONTEAGUDO Y SU BLINDAJE

El técnico de Albacete se ha ganado una tregua al modificar el curso del río que inundaba de críticas su quehacer, a raíz del mercado de invierno y la gestión del reparto de minutos de juego entre su gente. Le regalaron un ‘caramelo envenado’ (involuntariamente, creyendo era lo mejor en ese momento), el de su prórroga de trabajo hasta junio de 2019 y el de Valdeganga ha podido hacer acallar con hechos en el playoff a un 65%, más o menos, de los que le crucificaban. No es fácil entrenar al Cartagena, aunque es mucho más sencillo y gratificante tras la salida del anterior dueño Paco Gómez, que despedía a los preparadores de manera arbitraria y a total capricho. Surrealista ‘el Paloma’.

Acaba el ejercicio 2016-2017 con buenos números, sin entrar en las cuentas muy particulares de la SAD (apuntado a un superávit engordado por la labor de ingresos atípicos, marketing y publicidad) y la estabilidad institucional hará que un nuevo proyecto sea capaz de ilusionar a los menos exigentes y sea abrazado. Habrá quedado la herida de la caída en la semifinal del playoff ante un Barça B inferior, pero a la postre triunfante por el valor doble del gol fuera de casa. una faena,,,cuando te  toca a ti sufrirla.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

JESÚS ÁLVARO JUGÓ MÁS MINUTOS QUE NADIE, EN CONTRASTE CON GUIRAO, QUE NO LLEGÓ A DEBUTAR

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------