EL CARTAGENA RENACE DE NUEVO TRAS SUPERAR AL CELTA B, CON GOL DE GASPAR EN EL MINUTO 5, EN UN AGÓNICO PARTIDO

La Segunda está más cerca (1-0)

El Cartagena logró el objetivo, imponiéndose al Celta B con un solitario gol de Gaspar al inicio del partido. Los celestes pusieron las cosas muy difíciles, pero el buen hacer de los jugadores albinegros  hizo que el marcador no se moviera más. Los albinegros avanzan a la última ronda, donde se medirán al Extremadura.

Celebración albinegra tras el 1-0 de Gaspar, que a la postre resultó un tanto decisivo/Foto: RAÚL VELASCO-SCT
Celebración albinegra tras el 1-0 de Gaspar, que a la postre resultó un tanto decisivo/Foto: RAÚL VELASCO-SCT  

FC CARTAGNA-CELTA B: 1-0

FC Cartagena: Pau, Óscar Ramírez, Jesús Álvaro, Moisés, Mejías, Cordero (Diego Benito, 17’), Aitor (Owusu, 57’), Chavero, Aketxe, Rubén Cruz y Gaspar (Hugo, 72’).

Celta B: Dani Sotres, Kevin, Juan A. Ros, Alende, Rai (Dani Molina, 86’), Agus (Pastrana, 77’), Juan Hernández, Alex, Dennis S, Brais y D. Drazic (Aarón, 83’).

Goles: 1-0 Gaspar (min.5).

Árbitro: Francisco Javier Fernández Vidal (colegio valenciano). En el Cartagena, fueron amonestados Aitor, Gaspar, Mejías, Owusu, Diego Benito y Chavero. Además, mostró amarilla a los jugadores celtiña Juan Antonio Ros, Álex y Dennis.

Incidencias: Partido correspondiente al partido de ida de la primera ronda del playoff de ascenso a LaLiga 1,2,3 disputado en el Municipal Cartagonova. 9.328 espectadores presenciaron el encuentro en el feudo albinegro. beIN Sports transmitió el partido en directo.

LA CRÓNICA por JORGE LÓPEZ/FOTOGRAFÍAS de RAÚL VELASCO

El Cartagena salió concentrado desde el principio, intentando no conceder errores atrás. Pese a ello el filial celeste salió lanzado, buscando con ahínco la meta de Pau Torres y creando la primera ocasión clara sin haber llegado siquiera al primer minuto de partido, en un disparo de Juan Hernández que mandaría a córner el meta albinegro.

Pero el Cartagena no quiso especular, y empezó a atacar. Una falta producida por el ex albinegro Juan Antonio Ros sobre Aketxe, marcaría el primero de la tarde. En una falta directa botada por Gaspar llegaría el gol albinegro a los cinco minutos, desatando el éxtasis en la grada del Cartagena.

142

Momento en el que Gaspar hacía el 1-0 de falta directa/RAÚL VELASCO-SCT

LESIÓN DE CORDERO, QUE SE TUVO QUE MARCHAR POR DIEGO BENITO

El partido avanzaba hasta que llegó un duro contratiempo, en el minuto 17 Cordero se quejaba de un tirón muscular, no pudiendo continuar el partido y siendo sustituido por Diego Benito. Un momento, el del cambio, que hizo que el público se rindiera al jugador albinegro en una sonora ovación.

El Celta B siguió apretando, y poniendo en apuros los intereses albinegros, con alguna contra peligrosa. El Cartagena no se desesperó y siguió con su idea inicial, buscando cada vez que podía la meta rival, pero sin caer en la desazón. Rubén Cruz gozaría de una gran ocasión ya en el añadido de la primera parte, pero su remate de cabeza lo desbarataría Sotres en una gran intervención. Con 1-0 se llegaría al descanso en el Cartagonova.

302

Cordero se retiró lesionado. / RAÚL VELASCO-SCT

EL CARTAGENA SALIÓ UN PUNTO MÁS INTENSO EN LA SEGUNDA PARTE

El inicio de la segunda parte estuvo marcado por un juego más intenso del Celta B, sabedor de que el tiempo empezaba a apremiar y debían marcar si querían clasificarse. Pero el Cartagena jugaba en casa y quería demostrar que ante los suyos, los albinegros sacan lo mejor de sí. Chavero fue protagonista de algunas jugadas en el inicio de la segunda parte, y el Cartagena lo notó para bien, dominando más el balón que en la primera parte.

Monteagudo empezó a mover el banquillo, y dio entrada a Owusu por Aitor, que no tuvo un partido muy destacable, pensando también en dar velocidad al juego e intentar romper definitivamente el choque. El partido siguió el mismo patrón, con el árbitro sacando algunas tarjetas controvertidas al Cartagena. También entraría minutos después Hugo en sustitución de Gaspar.

En los últimos compases de partido, el Celta B dio un paso al frente y creando mucho peligro, con alguna que otra ocasión que pudo cambiar el rumbo del partido. Felizmente, el marcador no se movería más y el Cartagena, con el 1-0 final, accedió a la ronda decisiva.

837

El Celta B apretó pero la victoria se quedó en casa/RAÚL VELASCO-SCT

IIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII

Punto de vista por Guillermo Jiménez

 

Sangre y sudor, sin lágrimas

 

El segundo partido de la ‘repesca’ comenzó tiznado para el Cartagena. Los rapaces del Celta, a mi juicio mejor equipo que el Rayo Majadahonda, como conjunto e individualidades metieron el miedo en el cuerpo a los más de 9.000 espectadores, como hicieron en Barreiro con una salida atrevida y fulgurante del filial. Igual o muy parecido que esta tarde.  A los treinta y pocos segundos el lorquino Juan Hernández envió un tiro colocado que repelió Pau Torres, que acaba la eliminatoria indemne con portería cero.

El Cartagena  ha desarrollado un entramado  de esfuerzos colectivos para amarrar el 1-0, defendiendo con orden, aun cuando la baja sobre la marcha de Cordero, lesionado antes de los primero es veinte minutos, hizo temer y sufrir.

Los blanquinegros borran los fantasmas que dejó ‘lo’ del Cerro del Espino y la recuperación se ha sellado gracias a un esfuerzo físico y mental que no está en los escritos y que es complicado mantener a estas alturas de la campaña cuando aparece el agotamiento. Se necesitaba ganar y fue el cacereño Gaspar el autor de un golazo, el primer tanto en su séptimo partido cartagenerista. La ejecución de la falta que clavó en la red de Sostre fue de matrícula de honor. Después el 2-0 estuvo en la cabeza de Rubén Cruz pero el meta de los vigueses hizo la gran parada de la tarde.

Fue un partido de bastantes cambios en la estrategia a remolque de sus incidencias. Y a Monteagudo le salió bien. Quiso oxigenar al equipo con Hugo Rodríguez y Owusu sacándolos de la recámara para desbordar por las alas. Lástima que este último al colarse en el área no tuvo resolución en un par de tiros fallidos, enviados al lateral de la red. Hubo una acción en minutos finales de presión celeste cuando Juanlu Bernal, el segundo de Monteagudo, cogió en la banda a Owusu y le explicó una jugada específica que el delantero de refresco tendría que hacer. Esa acción se dibujó en el césped pero no cuajó. Pero el detalle se vio con nitidez.

Sí cuajó finalmente el marcador final que da acceso a la eliminatoria definitiva con el Extremadura por el ascenso. El Cartagena ya podría   firmar los mismos resultados que ya tuvo con los azulgranas en la liga: empate en Almendralejo (1-1) y victoria en Benipila (3-2).

IIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII