LA CLAVE PARA ACABAR PRIMERO ESTA EN GANAR EN CASA

El título de campeón pasa por el Cartagonova

A partir de ahora empieza la hora de la verdad para el Cartagena y para el Lorca. Cinco partidos en una recta final para ambos donde todo puede ocurrir después de que los lorquinos hayan tirado por la borda su ventaja de cinco puntos al Cartagena y estos se hayan aprovechado para colocarse de nuevo líderes. Cinco partidos, un mini playoff dónde la clave para los albinegros va a estar en casa. Si ganan sus tres partidos ante el Extremadura, Jumilla y Recreativo el título estará más cerca

El Cartagena tiene la clave en casa/Foto RAUL VELASCO/SPORTCARTAGENA
El Cartagena tiene la clave en casa/Foto RAUL VELASCO/SPORTCARTAGENA  

El inesperado despido del entrenador madrileño Julio Algar del lorca FC ha dado un giro a la situación. Para bien o para mal del Cartagena. Eso ya se verá. Pero la llegada del mediático David Vidal al banquillo lorquinista va a tener sus consecuencias. El chino Xu Gembao, al más puro estilo de ‘El Paloma’ (Paco Gómez) ha hecho una apuesta atrevida: todo o nada. Y eso lo saben en el Cartagena por lo que van a tratar de sacarle todo el rédito posible a la nueva situación.

Para ello el Cartagena deberá de estar tranquilo ante esta nueva situación que se le ha puesto de cara. Son cinco encuentros. Tres en casa y dos fuera. Lo peor lo tienen los blanquinegros en su visita a Villanueva, máxime tras la dura derrota del equipo senón este domingo ante el Granada B. Después quedaría la visita a La Línea que, en teoría, puede ser factible si para entonces la Balompédica ya no se juega nada por la permanencia.

La clave parece que va a estar en casa. Si los blanquinegros son capaces de ganar los tres partidos que tienen en el Cartagonova el título lo van a tener mucho más cerca. Con nueve puntos más el FCC se colocaría con 71 puntos, con pocos más sería campeón.

Claro que para ello debe solucionar tres papeletas. La primera es la del Extremadura, un equipo que no se parece en nada al de la primera vuelta aunque sigue en zona de peligro –puesto de promoción de descenso- con 36 puntos, a tres de la salvación que la marca El Ejido en esta jornada. Los de Almendralejo están realizando una gran segunda vuelta dónde ya han sumado 22 puntos y seguro que van a venir hasta el Cartagonova con todas las pretensiones del mundo. En Lorca ya dieron un susto y estuvieron cerca de llevarse los tres puntos.

Después llegará el Jumilla que tras su derrota de este domingo frente al Melilla en casa ya parece fuera de combate en la lucha por el playoff. Tiene lesionados de importancia –Titi es su baja más significativa- y aunque el equipo de Pichi Lucas aparecerá por el Cartagonova en la más absoluta tranquilidad sigue siendo un buen equipo, muy peligroso fuera de casa.

Para el final dejamos al Decano, el Recreativo de Huelva que ha logrado remontar el vuelo hasta situarse en la mitad de la tabla. Lo normal es que para entonces –última jornada- esté completamente salvado pero las ‘primas’ a tercero pueden entrar en juego a falta de otros alicientes. De lo que no cabe duda alguna es que si el Cartagena es capaz de reconducir sus partidos en casa y ganara estos tres el título de campeón estará más cerca del Cartagonova.

EL LORCA, CON UN CALENDARIO SIMILAR

La llegada del veterano David Vidal al banquillo del Lorca está por ver qué consecuencias va a tener. Su calendario es parecido al del Cartagena, con tres encuentros en casa y dos fuera.

De momento van a empezar recibiendo a a un Recreativo que todavía no puede cantar victoria por la permanencia y que querrá aprovecharse del río revuelto lorquinista. También reciben al Córdoba B y a El Ejido, todos ellos con problemas de permanencia que no viene asegurada.

La visita al campo del Linares puede ser la más plácida de las dos que tienen porque la otra, al pequeño campo del Mancha Real que se debate entre la vida y la muerte, puede ser de órdago. Lo que está claro es que ambos tienen un calendario similar en el que todo puede ocurrir pero el Cartagena, que es lo que más nos interesa, tiene el título en su mano a poco que sepa aprovechar sus tres partidos de casa. Ahí está la clave.