VUELTA A LOS ORÍGENES

Recibiendo el Trofeo a la Regularidad de Hiper Mandarache./ SPORTCARTAGENA
Recibiendo el Trofeo a la Regularidad de Hiper Mandarache./ SPORTCARTAGENA  

 El día que Quique Rivero recibió en Hipermercado Mandarache el Premio a la Regularidad como jugador del Cartagena en la campaña 2016-17, el santanderino ya tenía las maletas preparadas para marchar a su tierra –el día siguiente –de vacaciones. En el ágape que tuvo lugar en la superficie comercial, en petit comité nunca dijo el futbolista que su deseo final era retornar a su tierra para proseguir la carrera que le ha llevado a ser como albinegro una pieza imprescindible.

El Cartagena quería su renovación y no la ha podido alcanzar, incluso haciendo un esfuerzo económico. Otros clubes también buscaron su fichaje. Tres, cuatro, cinco, da igual. Al final Rivero se ha decantado por el Racing. Nada dio a entender que sería así cuando se marchó de la ciudad trimilenaria, pero se intuía que la de retornar a sus orígenes era una opción no confesada aunque una meta que dormitaba en la recámara.

Un nuevo revés para la Comisión técnica del Cartagena, tal vez el 'palo' más fuerte del verano por el carisma del ‘8’ que tantas buenas tardes dio como albinegro. Vuelve Rivero a su casa, al Sardinero, con la golosina de un contrato por tres temporadas y cerca de su gente.