FÚTBOL SALA

Importante punto a domicilio del Jimbee Roldan

Las murcianas han logrado sobreponerse a dos ventajas que el equipo gallego logró poner en el marcador en un partido muy duro y competido donde las discípulas de Iñigo Martínez han sabido sufrir para lograr un valioso empate. El partido, que acabó en tablas, puedo haberse decantado a uno u otro lado por las ocasiones desaprovechadas por ambas partes.

Empate del Jimbee Roldán en Poio
Empate del Jimbee Roldán en Poio  

FICHA TÉCNICA

Poio Pescamar: Silvia; Jéssica, Ceci, Charo y Jenny (quinteto inicial). También jugaron, Sara, Suki, Ale de Paz y Patri Corral.

Roldán: Espe, Consuelo, Mayte Mateo, Vanessa y Mariangeles (quinteto inicial). También jugaron, Inma Sojo, Alba Gandía, Ángela, Mirian, Olga y Andrea (segunda portera).

En Poio, ante más de 200 espectadores. Colegiados, Raquel Manteiga Rodríguez y Diego Meilla del colegio de La Coruña. Amonestaron con cartulina amarilla a Jenny en el Poio Pescamar y Mariangeles y Mirian en el Jimbee Roldán.

1-0, min. 8 Ale de Paz

1-1, min. 10 Mayte Mateo

2-1, min. 14 Ceci

2-2, min. 30 Mariángeles

CRÓNICA

De inicio el Jimbee imponía su juego y el ritmo de partido en el que el equipo murciano se encontraba cómodo, aunque fue un comienzo con alternativas para ambos equipos, pero que al final al filo de la mitad del primer periodo sería Ale Paz quien adelantaría al equipo local. Casi sin darles tiempo a saborear el tanto, Mayte Mateo ponía de nuevo las tablas en el marcador, y hasta el final del primer periodo el Poio subió el nivel de intensidad subiendo al marcador Ceci por la escuadra un golazo que volvía a dar ventaja a las gallegas; el final de primer tiempo se cerró con una clara ocasión de Mirian que no pudo batir a Silvia.

Con esta ventaja se reanudaba el encuentro tras el descanso, y Poio seguía llevando la iniciativa en el choque con varias ocasiones que en esta segunda mitad Andrea solventó hasta que poco a poco el conjunto murciano lograba hacer daño a las locales, fruto de este buen hacer Mariangeles lograba batir la portería local en el ecuador de la segunda mitad. A partir de este momento las gallegas trataron por todos los medios llevarse el partido pero las jugadoras de Iñigo Martínez con rápidas contras acercaban el peligro a la meta gallega sin que el marcador sufriese alteraciones.