El Jumilla muerde el polvo en Badajoz y se complica la permanencia (2-0)

Foto: FC Jumilla
Foto: FC Jumilla  

FICHA TÉCNICA

FC Jumilla: 1. Jaume 2. Ceballos 3. Catalá 4. Neftali 5. Robles 6. Carlos García 7. Chupe 8. Manolo 9. Titi 10. Moreno 11. Caye. También jugaron: Óscar Rico, Chaco y Txomin.

CD Badajoz: 1. Pawel 2. Navarro 3. Álex Herrera 4. Morante 5. Jesús 6. Rafa García 7. Guzmán 8. Javi Pérez 9. Juanma 10. Álex Rubio 11. Ruano. También jugaron: Chechu, Joaqui Flores y José Ángel.

Gol: 1- 0 Juanma (Min.11), 2-0 Guzmán (Min.61)

Incidencias: Partido de la jornada 33 disputado en el Nuevo Vivero. Carralero Calvo del colegio madrileño amonestó a Álex Rubio, Fran Morente y Ruano del Badajoz.  A nadie del FC Jumilla.

CRÓNICA (WEB JUMILLA)

El encuentro en el Nuevo Vivero comenzaba con los locales buscando el ataque ante un Jumilla que no iba a facilitar que le cerraran atrás. Y tras un gran trabajo en defensa, después de mantener la posesión e intentar trenzar jugadas para llegar al área rival, era Juanma el que conseguía abrir el marcador para el Badajoz, tras una recuperación y una perfecta asistencia de Álex Rubio que anotaba con un testerazo por la escuadra. El resto de la primera mitad describía un choque muy disputado pero sin ocasiones claras ni demasiada concurrencia en las áreas.

La posesión y la iniciativa volvían a ser vinícolas, como al inicio del partido. Y llegaba Titi hasta en dos ocasiones frente a Pawel. Primero intentando una chilena y no enganchando el balón por poco, y después con un remate de cabeza acertadísimo que topaba con una mano prodigiosa del meta del Badajoz. En cambio era Guzmán quien veía portería para ampliar la distancia en el sesenta y uno, tras una jugada personal de mérito con la que recortaba desde fuera del área y anotaba por debajo, al ras del palo derecho de Jaume Valens. El meta vinícola salvaba después el tercero, tras un uno contra uno que generaba Álex Rubio en el setenta y uno. La tuvieron al final Caye Quintana, asistido por Óscar Rico, y Fran Moreno con un disparo raso dentro del área que también invalidaba el portero local.