LOS EMBARGOS PUEDEN LLEGAR EN SEPTIEMBRE A NUEVA CONDOMINA

El Murcia sigue en el foco de Hacienda y el cerco se estrecha

El aterrizaje del extremeño  Raúl Moro en el consejo de administración del Real Murcia no ha suavizado los graves problemas financieros del club de Nueva Condomina de cara a Hscienda, La amenaza sigue en alto grado, agravados por el no ascenso a Segunda al caer ante el Valencia Mestalla  y entramparse aún más con fichajes en invierno

El Murcia, amenazado por el fisco más que nunca.
El Murcia, amenazado por el fisco más que nunca.  

La deuda grana alcanza una cifra que no para de crecer tanto por los intereses que se van generando como por los impagos de las obligaciones fiscales a diario.

Así  técnicos de la AEAT estrechan el cerco contra el Real Murcia. Ángela Moreno, en La Opinión, da cuenta de que  ei el pasado mes de mayo Hacienda demostraba que no va de farol al imponer una demanda en la que insiste en pedir la liquidación del club por el impago de bastantes euros correspondientes a uno de los plazos del acuerdo de aplazamiento firmado.y en las próximas semanas los técnicos de la Agencia Tributaria interpondrán otra reclamación contra el Real Murcia. Esa denuncia ya se presentó hace unas semanas, aunque se tiró para atrás por «defectos en el expediente».

PELIGROSO SEPTIEMBRE

Ahora, tras ser informados los técnicos de todos los documentos que se les solicitan, se está trabajando para reunir esa información y poder completar esta segunda demanda antes de acudir de nuevo a los tribunales. Lo que se desconoce es la cantidad que se reclamará. Además, no se descarta que a partir de septiembre el pulso vaya a más y comiencen los embargos a la entidad de Nueva Condomina, cortando así los pocos ingresos que pueden entrar en un club que está en Segunda B.

Se van confirmando así las sospechas que tenían algunos integrantes del consejo de administración de Guillermo Martínez Abarca en sus últimos meses de mandato. Sabedores de los continuos incumplimientos y después de acudir a Madrid para intentar buscar una solución con los responsables de la Delegación Central de Grandes Contribuyentes, el que fuera presidente de la entidad grana hasta diciembre así como su equipo de trabajo sabían que los márgenes de tiempo se acababan y que si no se empezaba a pagar, aunque solo fuese las obligaciones fiscales del día a día, la cuerda acaba se rompe