LOS DE CELADES SIGUEN EN BUENA LID

La Sub-21 se impone por la mínima a Islandia en Nueva Condomina (1-0)

Un gol de Fabián Ruiz asegura ante Islandia el tercer triunfo consecutivo de España en la fase de clasificación para el Campeonato de Europa.

Foto: RFEF
Foto: RFEF  

FICHA TÉCNICA

España: Unai Simón; Maffeo, Núñez, Vallejo, Aarón; Ceballos, Rodri, Fabián (Pedraza, min.78); Soler, Mayoral (Marc Gual, min.82) y Oyarzabal (Fornals, min.91).

Islandia: Olafsson; Sampsted, H.V.Gudmunsson, Andresson, Fridriksson; Einarsson (Helgason, min.85), Anderson, Haraldsson (Karlsson, min.68), Magnusson, A.Gudmundsson; y Porteisson.

Gol: 1 - 0, min.35, Fabián.

Árbitro: Eitan Shmuelevitz (ISR). Amonestó con tarjeta amarilla a Sampsted (min.59), Porteinsson (min.74) y Andresson (min.90) en Islandia; y a Unai Núñez (min.13) en España.

CRÓNICA (RFEF)

Al igual que esta talentosa generación de futbolistas españoles Sub-21, el guardameta húngaro Gyula Grosics soñó algún día con colgarse la medalla de oro en unos Juegos Olímpicos. Apodado la pantera negra por su uniforme negro, Grosics cumplió sus anhelo a los 26 años, logrando el dorado metal en Helsinki 52´para luego caer sorpresivamente en la gran final de la Copa del Mundo frente a Alemania en 1954.

Triunfante la mayoría de las veces, pero derrotado en la más importante de todas, dejó una frase para la historia del fútbol y de la vida: "La victoria no necesita ser explicada y la derrota no se puede explicar". Contra la sentencia de Grosics, cabe preguntarse tras lo visto en estos tres primeros partidos del clasificatorio si la victoria puede ser explicada en su origen, simplemente atendiendo a los cimientos que pueden hacerla posible.

Esta generación de los Sub-21 llega con unos cuantos futbolistas que estuvieron cerca de ganar el pasado Europeo, por lo que ya han olido el aroma de la gloria sin llegar a disfrutarlo del todo. Junto a ellos unos cuantos jugadores con la misma hambre de victoria.

El Seleccionador Albert Celades parece haber conjuntado a la perfección todos esos mimbres y ante Islandia el equipo ha firmado con solvencia su tercer triunfo en otros tantos partidos del clasificatorio. La actitud ganadora se ha visto desde el inicio con una España monopolizando el balón y generando ocasiones por medio de Carlos Soler, Borja Mayoral, Dani Ceballos y el centrocampista Fabián Ruiz, una de las novedades en el once de Celades.

Frente al aluvión ofensivo, Islandia proponía rápidos y peligrosos contraataques que llevaban la inquietud a la portería, sobre todo por la velocidad del extremo diestro Anderson. Así las cosas, iba a ser la determinación en busca del gol lo que decantase la balanza a diez minutos para el descanso merced a un zurdazo imparable tierra-aire de Fabián Ruiz, quien devolvía con su misil la confianza depositada por el míster.

Así llegábamos al descanso en la Nueva Condomina y en la reanudación el escenario se mantenía inalterable, con  Jesús Vallejo conjurando el peligro en otro fulgurante contraataque islandés.

Rodri Hernández podía marcar a su vez de cabeza y Borja Mayoral se topaba con las manoplas de un inconmensurable Olafsson.

Celades daba entrada a Pedraza, Marc Gual y Pablo Fornals hasta que el número total de lanzamientos a puerta se situase en 24 y eso teniendo que sufrir -cualidad también de ganadores- hasta el último suspiro por culpa de la estrategia islandesa

Y así concluía un encuentro, penúltimo del presente año para la Sub-21, que representa un eslabón más camino del Campeonato de Europa y puede que unos soñados Juegos Olímpicos en Tokio.

Tiempo habrá para saber si esta generación alcanza triunfos que ahora parecen tan lejanos en el tiempo. Lo que es seguro es que en un grupo de jugadores sedientos de victoria, que firman hasta ahora pleno de triunfos y en el que su capitán tiene como libro de cabecera El poder del ahora, todo lo bueno que esté por venir tendrá su explicación Basta ver su trabajo en cada entrenamiento. De vivir, hasta el húngaro Grosics estaría de acuerdo.