Guillermo Jiménez
Guillermo Jiménez

OPINIÓN

A jugársela en lunes

 En Cartagena no se está acostumbrado a que su equipo dispute sus partidos oficiales fuera de miércoles (Copa), sábado o domingo. La próxima vez, en ‘El Arcángel’ de Córdoba, tendrá que hacerlo en lunes y a...

OPINIÓN

Final del mercado invernal con guinda

Entretenido y hasta emocionante, también intrigante, ha resultado este mercado invernal del que hemos podido disfrutar siguiendo los latidos del FC Cartagena, que en estos menesteres a las primeras de cambio se ha visto que progresa adecuadamente. En...

OPINIÓN

La urgencia del fichaje de un portero

No, no es la primera vez que en el fútbol cartagenero, con una competición en marcha se tiene que localizar un guardameta con urgencia para que cubra una baja imprevista. Sucede ahora por la ausencia de Pau Torres por tres largos meses. Hay...

OPINIÓN

Felipe y su bandeja de pasteles

 Yo sabía que Mesones estaba mal. De salud. Prisionero sin salida de una enfermedad con apellido alemán que pronunciarla ya asusta. Felipe Mesones había echado raíces en Murcia y era un murciano más. Casado con...

OPINIÓN

Sin miedo escénico en el Cartagonova

El debate, creo firmemente, no es si la afición que acude al estadio Cartagonova en número entre 6.000 a 7000 espectadores de media es cicatera y se lo piensa demasiado en batir las palmas y animar a su equipo, estimulándolo en todo momento. Se habla de...

UN POCO DE HISTORIA BLANQUINEGRA
La batalla del viejo Vivero (1992)
El Viejo estadio de El Vivero. Fue una caldera de aceite hirviendo en el Badajoz-Cartagena de 1992. / MORENO

La 'batalla' del viejo Vivero (1992)

Han transcurrido veinticinco años de aquella visita del Cartagena al viejo estadio de El Vivero de Badajoz, desagradable por partida doble. En lo deportivo (5-1 a las espaldas, y era partido de promoción de ascenso, que se jugaba por el sistema de liguilla, por puntos, con Alavés y Sporting Gijón B, también, de aspirantes y premio final para los pacenses) y en el orden de civismo, lo más lamentable.