Opinión: Ricardo Díaz-Manresa

Increíble, irrepetible e incomparable FC

Increíble, irrepetible e incomparable, por supuesto. Increíble porque le pasan cosas raras como a ningún club. Irrepetible porque esa historia de desventuras del FC y alguna...

Lo que nos espera

Un desierto muy largo. Otra vez. Y a esperar hasta abril pase lo que pase. Ni fiarnos de la primera vuelta, engañosa como se ha visto la última. Y esperanza de que surja la magia y...

El increíble señor del cero al 23

Pues hay más todavía sobre el Polibelmonte, el todo en el FC : dueño-presidente, gestor económico, director deportivo, campeón del oscurantismo informativo...

Ascenso tirado

Nos pidieron no criticar hasta que todo hubiese terminado y no les debimos hacer caso, pero ahora es el momento. Criticar no es demoler sino presentar lo que fue realidad para que no se repita. Eso, en periodismo, siempre se ha llamado crítica constructiva y es lo que debemos hacer los profesionales para defender los intereses de los aficionados, primero, y del club después, aunque en este sentido son los dos la misma cosa. Antes se hablaba mucho del bien común, que parece una expresión más espiritual cuando es absolutamente humana. El bien para nuestros santos inocentes que en la 206-17 aguantaron de todo.

 

El desgraciado parto de los Montes del FCC

Este artículo lo he estado aplazando desde la nefasta revolución de invierno. Y creo que me he equivocado porque tenía que haber escrito uno cada semana tras el desastre de cada partido. Dos cosas me frenaban: una teóricamente no perjudicar esperando una reacción (que no creo  que ese deba ser el camino del periodismo, sino señalar lo que perjudica) y otra no querer ser más que la afición –la única que ha triunfado de verdad en esta temporada del fracaso- porque no me podía creer que no le armaran saraos al entrenador y después al culpable de mantenerlo petardo tras petardo: el dueño.

 

Domingo y miércoles sentimentalmente positivos

El domingo 30 sólo hubo empate en Murcia. Se nos fue vivo, que dijo Fran de Paula, con mucha verdad. Y el miércoles 02, día de los Difuntos, resucitamos del todo, con una...

No sintáis pena por El Penas

 No, nunca, admitirla y digerirla. Lo bonito es ver 7700 espectadores el domingo en el Cartagonova. Y saber que esta temporada hay una plantilla buena y reforzada. Y que tenemos más de...

Qué pronto resucitó El Penas

 Qué poco dura la alegría en la casa del pobre, me recuerda socarrón Juan Sáez Manzanares, fotógrafo histórico de Cartagena, hijo del mito...

Brindis por el 3 de 3 y…

 Viva la alegría que sentimos por el comienzo del FC. Ya era hora. Vamos a disfrutarla lo que dure que ya vendrán los golpes en los que nuestro Cartagena es especialista...

Soldar y cartagenerizar al FC

 Se están haciendo bien las cosas en el FC y se siguen haciendo. Hacía tiempo que no se daba algo parecido. Y, por tanto, tenemos que estar optimistas. Todo pinta bien y puede...

Agradecimientos ante la temporada del ascenso

Se retiró en el Cartagena y nos dejó dos buenas temporadas nuestro querido Luque. Mucha clase, mucho ejemplo, y mucho dominio del balón. Pero lo mejor lo hizo al final cuando...

Este debe ser mi Cartagena

 Hace un mes describía lo que, en mi opinión, era el Cartagena. Este es mi Cartagena, equipo en el que se repetían una serie de adversidades siempre, que le daban una personalidad inquietante para quienes queremos lo mejor para el conjunto de nuestra tierra. Inquietante e irritante. Incluso desesperante. Ahora voy a escribir “Este debe ser mi Cartagena”, el que he visto en la añorada distancia desde hace un mes. 

Este es mi Cartagena

 El del 1-1 del Algeciras. El que cumple al milímetro su historia y su tradición. Al que estamos acostumbrados los últimos 60 años, al menos, y los siglos XX y...

Dos aciertos y un error

La temporada del FC se sustenta, como sabe todo el mundo, en dos aciertos y un error (que puede, a la vez, ser doble).