Opinión: Manuel Ángel

¿Resultadista o jogo bonito?

Hace al menos quince años que me pronuncié. En aquella tertulia que tan magníficamente dirigía Herminio Carlos en la Ser de Cartagena ya dije, y lo mantengo al día de hoy, que soy, que me considero un resultadista si hablamos del Cartagena. Lo fui y lo sigo siendo. Lo que quiero es que, sobre todo, gane mi equipo. Mientras no se demuestre lo contrario es la fórmula más directa e infalible para salir de cualquier pozo futbolístico. Ejemplo, la Segunda B.

La decepción de perder el derbi

Tremenda acabó siendo la decepción que supuso perder el derbi con el Murcia, sobre todo por cómo se produzco, entregando los primeros 25 minutos a un equipo que tendrá un millón de problemas en lo institucional pero que, en lo deportivo, se ha situado a cuatro puntos del Cartagena y le han puesto alas con capacidad para volar alto. Al fin y al cabo, la salvación de unos pocos.

Donde las dan, las toman

Estoy siguiendo con mucha atención las informaciones que van llegando desde Murcia acerca del precio que ya ha puesto el Murcia para las entradas del derbi para los seguidores cartageneros. Y si soy sincero no me han sorprendido nada. No me gusta, pero tampoco me sorprenden esos 20 euros por entrada para cada cartagenero. Ellos, los del Murcia, sabrán si les da igual que vaya poca gente desde Cartagena o igual es lo que quieren, que tampoco lo puedo asegurar. Pero no me extraña que Moro, Deseado y compañía hayan puesto a 20 ‘pavos’ ver el Murcia-Cartagena.

El día que bauticé JIM

Ahora que Juan Ignacio Martínez vuelve a estar entre nosotros voy a contar algo que nunca lo he hecho y que, por tanto, será la primera vez que lo rebele. Ahí está JIM para decir si es verdad o es mentira cuanto voy a decir.

Que la suerte sea blanquinegra

Ahora que tanto se habla del buen equipo que se ha logrado reunir en el Cartagena quiero decir algo que vengo comentando con mis amigos y conocidos cuando me preguntan qué va a ocurrir con el equipo cartagenerista en la actual Liga, si van a ser campeones y, la pregunta del millón, si van a ascender.

Felipe Mesones, un adelantado a su tiempo

Tuve la suerte de conocer a Felipe Mesones en varias etapas de mi vida y siempre con un trato personal y cercano, que siempre me aportó. Le ví por última vez en aquella fiesta de premios que organizamos en SportCartagena. Me dio mucha alegría. A mí me llamaba ‘Chiquito’ o simplemente Balaguer. Me recordaba de mis dos vertientes, como jugador en el juvenil del Cartagena que él entrenó y años después como periodista.

¿Y para cuándo la Copa del Rey a partido único?

Ahora que acaban de eliminar al Cartagena del llamado torneo del KO me pregunto si alguna vez veremos jugar la Copa del Rey con el sistema que preferirían la inmensa mayoría de los clubes modestos: eliminatorias a partido único hasta llegar a la final y en el terreno del equipo inferior. ¿Lo veremos alguna vez? Francamente, lo veo muy difícil.

Belmonte, los ‘palmeros’ y el mercado de invierno

Me habría gustado ver y escuchar de primera mano los comentarios de Paco Belmonte una vez acabado el partido ante el Betis B. Y me habría gustado más saber lo que piensa de verdad, lo que le está diciendo a sus íntimos y si este batacazo le va a suponer una cura de humildad aunque, como ya nos vamos conociendo, dudo mucho que se baje del burro.

Los horarios no juegan a favor del aficionado en Cartagena

Ante el Sevilla en martes, laborable, y a las siete y media de la tarde; el derbi con el Murcia el sábado a las seis y para rematar la faena el España-Eslovaquia sub 21 el martes ni más ni menos que casi a las diez de la noche. Mal empezamos.

Esto no es como empieza sino como acaba

Aquí está de nuevo la Liga. Si señor. Parece que fue ayer y ya tenemos un nuevo lío encima, las hojas del calendario se caen a velocidad de vértigo. Hace unos días luchando por seguir adelante en el Miniestadi azulgrana y hoy ya estamos en otra aventura llena de incertidumbre a la vez que de ilusión.

De los errores también se aprende

Una vez más, un año más, el Cartagena vuelve a fracasar en su enésimo intento de ascender a segunda A. Es la tercera vez desde el último descenso. Hay que respirar profundo y analizar los errores, que han sido unos cuantos, para volver en agosto con la ilusión renovada. Y en ello estamos ya.

El Alcoyano tenía que ser

Han pasado ocho años y parece que fue ayer. El Collao, hasta hoy, siempre me ha evocado grandes recuerdos y cuando veo y reveo las imágenes todavía me emociono.

Las dudas del Cartagena en la recta final

La hora de la verdad ha comenzado. La recta final ya es una realidad, para el Cartagena y para el resto de los equipos. A partir de ahora mandan los resultados por encima de todo lo demás. Lo que está en juego es la Liga y en estos momentos el equipo cartagenerista, a 4 puntos del líder Lorca, no solamente se ha dejado pillar sino que los lorquinos ya se sitúan con 4 puntos por delante.

Las ligas se ganan en casa…y se asciende a domicilio

No voy a descubrir la pólvora si digo que todas las Ligas del mundo se ganan en casa. Que para hacer algo importante es fundamental no fallar ante tu público, ganar aunque sea injustamente, en el último minuto y de penalti. Pero ganar. Justo lo que no hace el Cartagena desde el mes de noviembre que lo hiciera ante el colista Sanluqueño.

Los 5.000 abonados, una excelente noticia

Los otros días saltaba de repente la noticia. La dábamos en SportCartagena y tengo que reconocer que fui de los que se alegró. Que el Cartagena tenga ya más de 5.000 abonados es una buena noticia.

José Luís Mendoza, de los futbolines de la calle Bodegones al fútbol profesional

Ni me acuerdo de los años que conozco a José Luis Mendoza. Más de treinta ¡seguro¡ aunque sí sé que fue en un despachito que tenía en la calle Bodegones, dónde regentaba junto a su hermano Vicente, una amplia sala recreativa dónde había máquinas de los ‘marcianitos’ de entonces, muchas mesas de ‘ping pong’ y futbolines.

Llegar de puntillas para salir a hombros

Con la temporada a punto de echar la persiana habría mucho que escribir de este Cartagena que va a terminarla de forma notable, gracias entre otras cosas a la suerte de haber encontrado a un técnico como Alberto Monteagudo que llegó de puntillas y puede irse a hombros

José Víctor Rodríguez, un ‘gallo’ distinto

Acabo de enterarme de la muerte de mi amigo José Víctor y me deja consternado, esa es la verdad. José Víctor, ‘el Gallo’, como muchos le conocíamos, era un tipo singular al que conocí hace muchos años en Murcia, cuando yo acompañaba a Ángel Savall a los entrenamientos de aquella Selección Murciana que entrenaba ‘El Gallo’. Firme, enérgico e innovador, pero defensor de sus jugadores. Aquella fue mi primera impresión y con eso me quedé.