lunes. 15.08.2022
TRAS LA MARCHA ATRÁS DE GONZÁLEZ PONS

Sigue en erupción el volcán del posible cierre de 7RM

Por parte del Gobierno autonómico no hay un pronunciamento oficial después de que González Pons diese marcha atrás en sus declaraciones del lunes en La Linterna de Cope. El consejero de Presidencia, Manuel Campos, se reunión con una representación de los trabajadores y no hubo nada en claro al expresar Campos  que...

Por parte del Gobierno autonómico no hay un pronunciamento oficial después de que González Pons diese marcha atrás en sus declaraciones del lunes en La Linterna de Cope. El consejero de Presidencia, Manuel Campos, se reunión con una representación de los trabajadores y no hubo nada en claro al expresar Campos  que al respecto no se han tomado decisiones y que no conoce nada con sello oficial.

Se riene la impresión de que a Esteban González Pons se fue de la lengua, como se dice coloquialmente el lunes y tras la polvareda en la masa de trabajadores de 7RM y en el tejido social de la Región dio marcha atrás al dejar con el trasero al aire al propio Gobierno de Valcárcel, al que se le detectan bastantes contradicciones últimamente.

Según  informa el periodista Manuel Buitrago en La Verdad, de una forma oficial el Gobierno regional estaría negociando un nuevo contrato con el grupo empresarial GTM para los dos próximos años y esta semana tenía que entrar en discusión el contenido de un pacto que pasaría por una aportación inferior a los 50 millones de euros para mantener la televisión pública autonómica este año y los dos siguientes.
 
Añade Buitrago que el contrato vigente finaliza en diciembre, pero GTM puede exigir, y así lo ha hecho, dos años de prórroga de forma unilateral. Si el Ejecutivo no accede, o si decide extinguir el acuerdo, los empresarios piensan acudir a los tribunales para exigir una indemnización. GTM ha obtenido pingües beneficios con cargo al erario de la Comunidad Autónoma al menos hasta el año pasado, cuando la aportación pública empezó a disminuir. Las instrucciones, hasta ayer, son «dejar la tele bajo mínimos».

{sumario:Seis años de actuación de la televisión autonómica a la que los recortes ponen en la cuerda floja:sumario}Las emisiones de 7RM se iniciaron en 2006 con más de 36 millones de euros anuales, solo para GTM. Había que sumar la parte de producción ajena al contrato, como la compra de películas y las retransmisiones deportivas, entre otras. En el año 2008, la televisión y radio autonómicas (7RM y Onda Regional) costaron 55 millones.

Se destaca que en el Gobierno regional hay dos postura sobre 7RM: la Consejería de Economía quería cerrarla desde febrero de este año, cuando llegó el poderoso Juan Bernal con su equipo a ponerr un poco de orden en las cuentas, al estimar que la televisión oficial prescindible debido a la mala situación financiera de la Comunidad. Valcárcel, que tiene la última palabra, ha frenado este intento en principio pero González Pons le ha hecho una faena y a abierto el grifo de la lava del volcán.
 
Las movilizaciones van a seguir por parte de los defraudados trabajadores de 7RM, ha podido saber Sportcartagena, que ha puesto en circulación una Encuesta entre sus lectores.

Sigue en erupción el volcán del posible cierre de 7RM
Comentarios