viernes. 07.10.2022

Los foros echan humo

Una coyuntura que está permitiendo a la afición cartagenera tener un foro estupendo de expresión, de debate, de reflejo de sentimientos. Eso está bien. Sucede que a menudo me quedo helado leyendo numerosísimos comentarios que aparecen en los foros de diversas noticias y artículos de opinión, comentarios que van cargados...
Una coyuntura que está permitiendo a la afición cartagenera tener un foro estupendo de expresión, de debate, de reflejo de sentimientos. Eso está bien. Sucede que a menudo me quedo helado leyendo numerosísimos comentarios que aparecen en los foros de diversas noticias y artículos de opinión, comentarios que van cargados de virulencia verbal, de mala sangre, cargados de ganas de herir, cargados de razones y opiniones a imponer a los demás por el artículo 33.

Son comentarios, en definitiva, que a mi juicio son escritos por dos tipos de personas:

1.- Jóvenes con mucha testosterona, nulos conocimientos de ortografía y absoluta falta de educación cívica. Jóvenes que las distintas leyes de educación han fomentado como hongos.

2.- Aficionados verdes, faltos de rodaje; entrenados en ver mucho fútbol de Primera y europeo por la TV, pero nada entrenados en ver al equipo profesional de su ciudad batirse el cobre en la LFP. Entrenados en creerse un entrenador de Champions, un presidente de renombre y un gerente o director técnico o deportivo eficaz; pero nada entrenados en ser aficionados, seguidores de campo, de su equipo.

A los jóvenes de la testosterona incívica no tenemos más remedio que aguantarlos y esperar que con el paso del tiempo vayan mejorando en su modo de desenvolverse por la vida y, a medida que tengan que luchar por trabajar y ganarse la vida honradamente, tengan menos tiempo libre para desvariar en estos foros.

Esa espera siempre será desesperante porque nunca faltarán nuevas remesas o generaciones de jóvenes dispuestos a tomarles el relevo mientras la educación en España siga como está (sistema, profesorado y padres), hecha unos zorros.

A los aficionados verdes sí se les puede pedir una contribución: paciencia, mesura y apoyo desinteresado al equipo. Sin esas tres virtudes, más pronto que tarde volveremos a caer al pozo de la 2ªB por muy buenas que sean las plantillas de jugadores que cada temporada logremos conjuntar. Porque si un clima de trabajo revuelto es capaz de malograr los resultados de cualquier empresa, mucho más capaz lo es en empresas de profesionales especialísimos como son los futbolistas.

Nos guste o no, son empresas de gente especialísima que solo dan los resultados apetecidos cuando desarrollan su trabajo (ese que tanto afecta al sentimiento de una ciudad o unos colores) en condiciones idóneas.

Los grandes equipos de fútbol de 1ª, tienen aficiones consolidadas de 1ª; aficiones que ya no están verdes, que ven con naturalidad el paso de las jornadas sin estar permanentemente a la gresca con los jugadores, sin estar pasándolos por juicios sumarios en cada jornada.

Los grandes equipos tienen aficiones que son conscientes de las limitaciones de sus jugadores y por ello les critican en positivo: animándoles a dar más de sí, dándoles afecto -¡¡vamos cabrones, que lo podéis hacer mejor!!-, haciendo que saquen su casta y orgullo para comerse al rival que técnicamente les pueda estar superando en un partido.

Nuestro espejo ha de ser la afición del Athletic de Bilbao, la de la Real Sociedad, la del Real Sporting de Gijón... Hablando de aficiones, el central Etxeita ha declarado a El Faro (edición 29-04) que "siempre se dice que la del Bilbao aprieta mucho, pues la de aquí no tiene nada que envidiarle".

Para llegar a ser una afición de ese porte, hay que ver en el Cartagonova mucho fútbol de 2ª (y de 1ª), lo que implica que tenemos que mantener la calma y no autodestruirnos atacando al equipo, a determinados jugadores, al entrenador... porque eso nos hará bajar de categoría antes de que nos demos cuenta.

El Villarreal tenía una afición de cuatro gatos en la época en la que se enfrentaba al EFESÉ en 2ªB; luego, ellos pillaron la racha buena que les ha llevado hasta 1ª, pero haciendo que su afición madure (y aumente) a medida que se produjeron los ascensos deportivos; dejando trabajar a los jugadores y a quienes conforman las plantillas.

Tanto jóvenes valientes como aficionados que estamos verdes, dejemos trabajar al FC Cartagena, un poco de calma, mesura y civismo en los foros, apoyemos al equipo en el campo, en cada partido de principio a fin, y dejemos que nos lleven a 1ª; más pronto que tarde lo conseguiremos.

Nuestro deber de aficionados será crear el clima adecuado para consolidar al equipo en la LFP y, a cambio, tendremos un disfrute futbolero como jamás hemos tenido por estas tierras.Esta es mi opinión, que someto a cualquier otro parecer mejor fundado. Aúpa Efesé.

Los foros echan humo
Comentarios