Guía para empezar a apostar en los partidos de fútbol

Guía para empezar a apostar en los partidos de fútbol
(1)
Guía para empezar a apostar en los partidos de fútbol

La popularidad de las apuestas deportivas no para de crecer. Cada día son más los aficionados al fútbol que las utilizan para aumentar la emoción de los partidos. Cualquier curioso puede descargarse una app en el móvil y empezar en esta apasionante actividad.

Aunque, para tener éxito es necesario dominar ciertos conceptos básicos. Aquí se explican los más importantes.

El primer paso: elegir bien la casa de apuestas

En Internet abundan las casas de apuestas. Y no todas son igual de interesantes. Lo primero que debería revisar el apostador novato es que se trate de un operador con licencia y que esté dentro de la legalidad.

Lo siguiente es informarse acerca de su reputación. Es posible encontrar opiniones de otros usuarios en foros o en las redes sociales. También hay algunas webs que incluyen comparativas y reseñas de casas de apuestas, indicando cuáles son de fiar y cuáles no. Recurrir a ellas es una garantía de éxito.

Por último, hay que analizar las cuotas que ofrecen y compararlas con otras casas de apuestas. Para maximizar los beneficios es aconsejable seleccionar los operadores más rentables.

Guía para empezar a apostar en los partidos de fútbol

Todo lo que hay que saber sobre las cuotas

Una vez que dentro del mundo de las apuestas, se ven referencias a este término por todas partes. Es crucial entender bien de qué se trata y cómo funcionan.

Las cuotas indican el premio que se puede conseguir al apostar por un determinado evento. Se representan en forma de número decimal o de fracción. Por ejemplo 2.00 o 2/1. En ambos casos indican que, en caso de acertar, se recibirían 2 € por cada euro apostado.

Las casas de apuestas asignan las cuotas en función de la probabilidad de que suceda dicho evento. Cuanto menos probable sea, más alta es la cuota. Así, encontrar una apuesta que se paga a 23.5, deja entrever que es muy improbable que termine ocurriendo.

Cada operador determina sus propias cuotas. Normalmente, hay un grupo de expertos que analizan todos los detalles para determinar su probabilidad. Las cuotas no siempre coinciden en distintas casas de apuestas. Y el jugador debería buscar siempre las casas que ofrezcan los mejores pagos.

Tipos de apuestas

Las apuestas pueden dividirse en simples o combinadas, dependiendo del número de eventos incluidos. Un ejemplo de apuesta simple es apostar a que el Equipo A será el ganador del partido. Un ejemplo de apuesta combinada es jugar a que el Equipo A ganará el partido y que se producirán más de 10 corners. Las apuestas combinadas pueden involucrar eventos ocurridos en distintos partidos que se juegan en la misma jornada.
 
La cantidad de eventos a los que se puede apostar en un partido es enorme. El más obvio es intentar acertar quien será el ganador del encuentro, pero no es el único. También se pueden hacer apuestas al resultado, a quienes serán los anotadores, cuántos corners se producirán, o si el número de expulsados será superior o inferior a una cifra dada por la casa de apuestas. Las posibilidades son enormes.