martes. 16.04.2024

Antaño la seguridad quedaba en unas buenas intenciones, apenas sin más, y por lo general el atrevimiento de pilotos que podrían ser considerados suicidas quedaba sellado por la propia muerte en accidente sobre el trazado. Uno de los ejemplos se sitúa en el Primer Gran Premio de México, en 1962,  donde  Ricardo Rodríguez hermano menor de Pedro, también piloto,  falleció por la imprudencia de no utilizar cinturón de seguridad, algo impensable en los tiempos que corren. Rodríguez en una curva peraltada saltó disparado fuera del coche. Hoy en día es vital disponer de un buen seguro, compañías como Segurclassic realizan una labor excelente.

En 1958 los hermanos Rodríguez quisieron dar un salto importante en su carrera al intentar  inscribirse en las 24 Horas de Le Mans en Francia en un Ferrari 500 TR-58. Sin embargo, el reglamento le impidió correr a Ricardo por ser menor de edad. A Ricardo Rodríguez, se le cuentan conquistas importantes, como ser nombrado, a los 19 años, el piloto más joven en participar en un Gran Premio de Fórmula 1, a bordo de un Ferrari 156 con el que logró calificarse en segundo lugar. Mas el éxito se convirtió  en tragedia. El 1 de noviembre de 1962 en la Ciudad de México, a los 20 años, el hermano menor de los Rodríguez  al quedarse sin plaza  debido a que Ferrari no quiso asistir al Gran Premio de México, consiguió permiso para correr en un Lotus 24. No obstante, tras una falla en la suspensión, Ricardo murió durante el primer día de prácticas, al impactarse contra el riel de protección de la curva fatídica del autódromo Mixhuca, nombre que fue cambiado años más tarde a “Hermanos Rodríguez”,

 Los seguros clásicos para motos se encuentran en auge, imprescindible disponer de ellos.

 Y hace menos de tres años, al hilo  de las precauciones en el automovilismo deportivo, ya es mala suerte pilotar a más de 300 km/h y que se te suelte el cinturón de seguridad, que fue lo que le ocurrió  a Valtteri Bottas durante el GP de Singapur. A posteriori los técnicos de la escudería  consiguieron . ajustar de nuevo  el cinturón en el pit stop, pero debieron  averiguar por qué se soltó.

LA SEGURIDAD EN EL AUTOMOVILISMO DEPORTIVO
El usuario es responsable de sus comentarios. Se compromete a que no difamen, insulten, contengan información falsa, abusiva, pornográfica, amenazadora, que dañe la imagen de terceras personas o que infrinja alguna ley.
Sportcartagena se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados.
Comentarios