sábado. 10.12.2022
EL BUZON DEL LECTOR

Carta 'a quien corresponda' sobre un arbitraje calamitoso de verdad

A quien corresponda: Estimado presidente, soy un aficionado al FUTBOL con mayúsculas, es por eso que me atrevo a enviar este mensaje con el objeto de que se intente por todos los medios que estén a su disposición, se esclarezcan los hechos ocurridos en el encuentro disputado en el estadio Cartagonova...

A quien corresponda:

Estimado presidente, soy un aficionado al FUTBOL con mayúsculas, es por eso que me atrevo a enviar este mensaje con el objeto de que se intente por todos los medios que estén a su disposición, se esclarezcan los hechos ocurridos en el encuentro disputado en el estadio Cartagonova en el día de ayer entre los equipos del Cartagena y Celta de Vigo.

En mi opinión y la de muchos aficionados el trio arbitral encabezado por el señor Pino Zamorano, abusó del poder que le concede ser juez de una competición deportiva y dar por concluido el partido, ya que nadie observó objeto alguno que pudiera ser lanzado por los espectadores y acarrear la contusión supuestamente sufrida por el juez de línea Escribano Pérez. Dicho Juez de línea resbaló cuando corría para marcar la línea en un ataque y al parecer se dañó con su propio banderín, ni él mismo encontró el objeto que supuestamente le habían lanzado, se intentó buscar dicho objeto y solo se encontraron aviones de papel.

Por todo esto le ruego humildemente, desde mi posición de aficionado a este gran deporte, castigue severamente a dicho juez principal y juez de línea por FINGIR una agresión que en ningún momento se produjo.

Sin nada más que tratar se despide su seguro servidor.

Carta 'a quien corresponda' sobre un arbitraje calamitoso de verdad
El usuario es responsable de sus comentarios. Se compromete a que no difamen, insulten, contengan información falsa, abusiva, pornográfica, amenazadora, que dañe la imagen de terceras personas o que infrinja alguna ley.
Sportcartagena se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados.
Comentarios