Agresiones tras provocaciones

Adama convaleciente de su operación, en octubre.  Foto: Prensa FCC
Adama convaleciente de su operación, en octubre. Foto: Prensa FCC  

Los acontecimientos alejaron a Adama de la posibilidad de ayudar al FC Cartagena en el playoff de ascenso a Segunda. Nadie podía esperar que las lesiones dejasen a los albinegros con ausencias importantes en el centro del campo en los choques decisivos en el mes de mayo y con pocos recambios para Cordero y el ‘asfixiado’ Chavero, que acababa los partidos extenuado por el esfuerzo.  Pero Adama no podía participar. El jugador africano cometió el error de agredir a dos futbolistas del Águilas y el colegiado lo envió fuera del campo.

Seis partidos de sanción fueron el duro castigo que tuvo  tiene que cumplir el jugador. Cinco encuentros aún tiene pendientes, aunque tal vez hubo atenuantes que en su momento pudieron rebajar el castigo de haber mediado un recurso.  No hay constancia de que se recurriese. Porque Adama alegó que agredió a esos dos futbolistas aguileños porque lo provocaron llamándole “negro de mierda”.

Las características de Adama, un todo terreno, ya curtido incluso con su juventud. no pasan inadvertidas. Monteagudo lo pudo echar en falta en lois partidos calientes del playoff y dadas las circunstancias.