AUNQUE POCO DURÓ LA ALEGRÍA DEL GOL ALBINEGRO

La afición albinegra vive el partido repartida por bares y terrazas de Cartagena

Muchos bares y cafeterías además de las terrazas de estos locales estuvieron repletos de seguidores albinegros, a los que les duró poco la alegría del gol de Rubén Castro

IMG-20201017-WA0089

Muchos bares y cafeterías además de las terrazas de estos locales estuvieron repletos de seguidores albinegros, a los que les duró poco la alegría del gol de Rubén Castro

Terrazas, bares y cafeterías de Cartagena estuvieron repletas de seguidores cartageneristas que se reunieron en torno a los televisores que ofrecen el partido en exclusiva. La transmisión es de pago y no todo el mundo está conectado así que es una opción tan válida como cualquier otra porque es la única manera de ver al Cartagena mientras se mantenga el protocolo por la pandemia.

Y lo cierto es que la alegría por el gol de Rubén Castro, que llegaría con suspense debido a que el VAR revisó la jugada que previamente acababa de anular el colegiado por indicación de su árbitro asistente, duró bien poco. Apenas dos minutos. El despiste defensivo en el área blanquinegra le permitiría a Franchu colarse hasta la cocina para batir de forma irremisible a Marc Martínez, que nada pudo hacer.

Fue todo un jarro de agua fría entre los cientos y cientos de seguidores cartageneristas repartidos entre bares, terrazas y cafeterías de la ciudad, muchos de ellos que aprovechan para hacer la caja que no les permite la pandemia dichosa.