LA PARADOJA DE ASCENDER AQUELLA MAÑANA EN EL CERRO DEL ESPINO...

Aitor Ruibal asciende al encontrar hueco en el Rayo Majadahonda

Aitor Ruibal en su debut ante el Rayo Majadahonda, equipo al que va cedido en Segunda. / RAÚL VELASCO /  SCT
Aitor Ruibal en su debut ante el Rayo Majadahonda, equipo al que va cedido en Segunda. / RAÚL VELASCO / SCT  

Uno de los ex Cartagena que asciende de categoría este verano es uno de los refuerzos albinegros para el playoff de subida a Segunda, el catalán Aitor Ruibal, que va cedido por el Real Betis al 'verdugo' de los cartageneristas, el Rayo Majadahonda. Es una de las paradojas que se dan en el fútbol.

El jugador manresano Aitor Ruibal ha encontrado puesto en mercado en la Segunda división, que es lo que quería el Betis para él. Se habría quedado en el Cartagena en caso de ascenso pero al tener contrato con los heliopolitanos hasta junio de 2021, los técnicos andaluces prefieren que se baquetee en LaLiga 1,2,3.

El atacante del Betis Deportivo tenía apalabrado con el club una nueva cesión para esta próxima temporada  2018-19 y su destino es Majadahonda. El Cartagena, según dicen en Sevilla,  tenía una obligación de compra si lograba ascender a Segunda.  Anteriormente Quique  Setién le hizo debutar en Primera división y disputó con el primer equipo los tres últimos minutos ante el Atlético de Madrid y cinco contra el Málaga, en diciembre de 2017.

Una campaña de lo más raro la de Ruibal, pues descendió a Tercera con el Betis Deportivo, después estuvo muy cerca de subir con el Cartagena y finalmente se marcha a Segunda y precisamente al Rayo Majadahonda.

EN EL CARTAGENA NO FUE DETERMINANTE

El rendimiento de Aitor Ruibal no fue el esperado en las filas albinegras. Ocupó la plaza federativa  de Cristo Martín, lesionado de larga duración, pero no fue el futbolista que destacó la pasada campaña en el estadio Cartagonova la tarde (jornada 16 de Liga)  en la que los filiales béticos ganaban por un exagerado 1-4. Aquel día Ruibal marcó dos goles a Marcos Morales, fue un 'demonio' en el área y aquel resultado dejó secuelas en la corteza del equipo de Alberto Monteagudo, sembrando bastantes dudas acerca de la fiabilidad del futuro campeón cuando jugaba en casa.

Ruinal

Aitor Ruibal hizo con el Betis Deportivo 8 goles en 36 encuentros, pero en sus 420 minutos en el Cartagena, siempre en la fase de ascenso, se quedó en blanco, sin marcar. Solo apuntó detalles aislados, de calidad, y su mejor actuación tal vez la tuvo con los cartageneristas en la salida a Almendralejo con algunas acciones de calidad por banda derecha.

Para el entrenador que ha dejado de serlo en el Cartagena, Aitor Ruibal fue titular desde que debutó en el segundo partido del playoff, al estar sancionado cuando llegó al Cartagonova. Titular por encima de Dani Abalo, descartado hasta que el gallego jugó en el campo de Barreiro (0-0), cumpliendo,y después volvió a a la suplencia y le quedan dos años de contrato

Ruibal no aprovechó por tanto la oportunidad de Cartagena, pero consigue el premio de dar el salto a una liga superior.