LOS ALBINEGROS NO SABEN REMATAR LA FAENA EN EL PRIMER TIEMPO, DONDE JUGARON MUY BIEN, FUERON SUPERIORES PERO...

El UCAM mete al Cartagena en una crisis (1-2)

El Cartagena volvió a sucumbir en casa y salió derrotado 1-2 ante el UCAM , en un partido donde los de Munúa se adelantaron con un tanto de Moyita y que, pese a ser superiores en varios tramos de la primera parte, con buen fútbol, no pudo reaccionar al empate universitario, primero, y al tanto de la victoria después. Los de Munúa siguen sin ganar en liga, y suman únicamente dos de los doce puntos disputados. En la imagen de portada, de RAÚL VELASCO, vemos a los jugadores del UCAM celebrando la remontada de la segunda parte.

Foto: RAÚL VELASCO
Foto: RAÚL VELASCO  

FC CARTAGENA-UCAM MURCIA: 1-2

FC Cartagena: Mario (1), Óscar Ramírez (2), Jesús Álvaro (2), Moisés (2), Ayala (2), Cordero (3) (Aketxe (2), 79’), Moyita (3) (Julio Gracia (2), 72’), Vitolo (2), Rubén Cruz (2), Santi Jara (2) y Fito Miranda (1) (Elady (1), 74’).

UCAM Murcia: Germán (1), Adán (1) (Collantes,(2) 43’), Migue (2), Javi Fernández (2) (Amaya, (1) 80’), Carlos Moreno (1), Arranz (1), Killian (1), Britos (1), Onwu (1), Luis Fernández (2) e Isi Ros (1).

Goles: 1-0 Moyita (min.33). 1-1 Luis Fernández (min.64). 1-2 Ismael (min.88).

Árbitro: Luis Collado López (colegio manchego). Mostró amarilla a Mario, por parte del Cartagena, y en el UCAM amonestó a Onwu, Carlos Moreno e Isi Ros.

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 4 de liga en el grupo IV de Segunda B, disputado en el Municipal Cartagonova. Alrededor de 5.500 espectadores se dieron cita en el recinto albinegro. Antes del partido, se guardó un minuto de silencio en memoria del que fuera fotógrafo municipal, Pepe Albaladejo, fallecido recientemente.

LA CRÓNICA por JORGE LÓPEZ/FOTOGRAFÍAS de RAÚL VELASCO

Munúa salió con algunas rotaciones en el once de hombres importantes, como el caso del delantero vasco Aketxe y el atacante Elady que iniciaron el partido desde el banquillo. Empezaba el partido a un ritmo muy eléctrico, con ambos equipos tocando el balón rápido e intentando trenzar jugadas con peligro. Britos, de cabeza, e Isi Ros de lanzamiento de falta directa, protagonizaron las primeras llegadas con relativo peligro del equipo dirigido por Munitis.

31

Los dos capitanes, junto al trío arbitral/RAÚL VELASCO

GOL ANULADO A FITO MIRANDA Y SUSTO UNIVERSITARIO AL INSTANTE

Corría el minuto 10 cuando Fito Miranda remataba al fondo de la red un gran balón precedido de una falta, pero el juez de línea señalaría que el jugador albinegro se encontraba en situación de fuera de juego y anuló el tanto albinegro, para disgusto de los aficionados.

Instantes después, el UCAM daría una réplica con una falta al borde del área del guardameta Mario, que vería amarilla, y cuya ejecución posterior solventó bien la defensa cartagenerista. Eran los mejores momentos del UCAM que por momentos complicó los intereses albinegros. Sin embargo, el Cartagena fue poco a poco creciendo en el partido y cada vez merodeaba más la meta defendida por Germán, con un buen remate de Cordero que despejaba la defensa visitante.

232

Cordero volvió a comandar el centro del campo albinegro/RAÚL VELASCO

ZARPAZO DE MOYITA PARA ABRIR LA LATA

Llegaba el primer tanto de la tarde en una muy buena jugada ofensiva del equipo de Munúa que perforaba la meta universitaria por medio de Moyita en el minuto 33, un gol muy celebrado por la afición albinegra, hambrienta de goles y buenas noticias. El UCAM siguió a lo suyo, esperando sus oportunidades aunque sin volverse loco tampoco sobre el césped.

Daba entrada Munitis al ex jugador albinegro Collantes, por Adán Gurdiel, recibiendo una sonora pitada por parte de la afición. Con 1-0 se llegaba al descanso.

350

Los jugadores albinegros celebran el tanto de Moyita/RAÚL VELASCO

EL UCAM REMONTÓ EN LA SEGUNDA PARTE Y SE LLEVÓ LOS TRES PUNTOS

El segundo acto en el Cartagonova estuvo bastante calcado a cómo terminó el primero, con el Cartagena dominando e intentando generar peligro por las bandas, botando muchos saques de esquina a su favor pero sin llegar a aprovechar ninguno.

Poco a poco el UCAM se sentía más cómodo en el césped e inquietaba cada vez más a los de Munúa. Luis Fernández, en un mal rechace del Cartagena, haría la igualada en el minuto 64, para disgusto de la afición albinegra que veía como se podían ir otros tres puntos del Cartagonova.

Munúa decidió mover el banquillo, algo tarde, dando entrada en el centro del campo a Julio Gracia, por Moyita, autor del gol albinegro y que fue ovacionado al abandonar el campo. Un cambio, sin duda, focalizado en cambiar algo el juego albinegro. También entrarían después Elady y Aketxe, para morir con todas las piezas ofensivas posibles sobre el césped.

Finalmente, volvería a anotar el cuadro universitario en el minuto 88, Ismael, que había entrado recientemente al campo. Incluso el castigo pudo ser peor con un remate al larguero de Collantes.

589

Aketxe jugó de revulsivo en la segunda parte/RAÚL VELASCO

//////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////

PUNTO DE VISTA POR GUILLERMO JIMÉNEZ

Jugar de maravilla y perder

Los resultadistas siempre prefieren ganar. Jugar bien o muy bien y al final perder, por lo que sea, por los siglos el fútbol siempre ha sido una “victoria moral”.  Todo está inventado. El 1-2 a favor de UCAM Murcia fue una sorpresa que nadie esperaba en el Cartagonova cuando, subsanados unos minutos de ‘pájara’ inicial,   en el primer tiempo los de Munúa bordaron el  manejo del balón. Toque, toque y más toque. Algunos entusiastas gritaron olé, olé y olé tras el 1-0 de Moyita. Se disfrutó. Fue un a modo de baile que luego, en los minutos finales, se tornó en decepción por los lacerantes números en la tabla general: de 12 puntos disputados, solo dos en la cuenta.

El fútbol que se vio en la primera fase,  de muchísimos quilates, elaborado por un Cartagena que mandaba en el centro del campo, es manjar que  no es de Segunda B. Pero después se confabularon una serie de factores y un UCAM con bajas y en emergencia a la hora de formar el once supo revertir la situación jugando  bien a la contra y todo le salió rodado. A los de casa se les vio al final cansados.

El denostado Juanjo Collantes, por su etapa anterior en el conjunto marítimo con el que descendió,  se tomó su vendetta personal  y fue clave: estuvo en todas las salsas de los problemas defensivos albinegros, pero sobre todo la mala fortuna en los rebotes  fue clave.

/////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////////