jueves. 18.08.2022

Los albinegros alargan su racha casi eterna sin ganar en el Álvarez Claro

Para el Cartagena sigue siendo un imposible ganar en el Álvarez Claro. La tradición se mantiene aunque el empate se acabe dando por bueno

Estadio Álvarez Claro
Estadio Álvarez Claro

Que el Cartagena gane en Melilla parece una empresa quimérica, si nos atenemos a los resultados. Nunca, en todas las visitas que ha realizado en el siglo actual, se ha pasado del empate.

Alberto Monteagudo es el primero que deberá tener un mal recuerdo como blanquinegro del recinto que van a visitar este sábado (20:30 horas) porque ahí, en la penúltima jornada de la pasada Liga y después de una memorable victoria en el derbi regional ante el Murcia (2-1) los cartageneristas bajarían la guardia y perderían en Melilla su único partido de la ‘era Monteagudo’. Los albinegros llevaban una racha de 13 partidos seguidos sin perder y ahí acabaría la racha.

El Cartagena ha jugado en el ‘Alvarez Claro’ en tres categorías, en Segunda, Segunda B y en Tercera División y los Melilla-Cartagena suelen ser partidos típicos de cada temporada, sobre todo en Segunda B dónde los dos equipos suelen ser unos clásicos de la categoría y dónde, durante este siglo del que ya llevamos 16 años, no consta ni una sola victoria para el actual FC Cartagena y anteriormente el Cartagonova que incluso, llegaría a caer derrotado por un contundente 4-0 en la época de Manzano como dueño del Cartagonova y en lo que era la última jornada de una Liga que acabaría siendo decepcionante.

Tanto es que los blanquinegros solamente han sido capaces de empatar en 4 de sus 10 visitas. Todo lo demás han sido derrotas, algunas tan contundentes como ese 4-0 ya comentado. En la pasada campaña fue decepcionante ver como el Cartagena que había estado pletórico para derrotar a su eterno rival, bajó la guardia de una forma pasmosa hasta ofrecer un encuentro decepcionante.

Mucho peor fue aún en la anterior visita, cuando el Cartagena se estaba jugando el descenso del que acabaría escapándose por los pelos. Aquel partido de Melilla parecía vital para dar un paso al frente y Manolo Palomeque, entonces entrenador del equipo, había aleccionado a sus hombres para ello, máxime tras haber perdido la semana anterior en casa contra La Hoya Lorca por 0-1 y en el anterior desplazamiento a Murcia ante el UCAM por aquel doloroso 3-0.

El equipo se puso con un 0-2 de ventaja al cuarto de hora con goles de Hevia y Jorge Luque pero en una segunda parte horripilante y desastrosa hasta decir basta los  de Palomeque se dejaron empatar y, en el sumun de los despropósitos, un penalti infantil del lateral Abenza en la última jugada del partido, acabaría rematando al Cartagena.

Los números están ahí y nadie los puede obviar, el  ‘Alvarez Claro’ es un terreno maldito pero en el Cartagena se sigue pensando que nada es eterno y que alguna vez tendrá que acabar esa racha de tantos años sin ganar en la ciudad melillense, todo un campo ‘maldito’ para los blanquinegros.

Los albinegros alargan su racha casi eterna sin ganar en el Álvarez Claro
Comentarios