LOS ALBINEGROS SE APROVECHARON DE LA COYUNTURA DE MEDIRSE A UN LÍDER PLAGADO DE BAJAS

El Almería, con media plantilla con Covid, se sube por las paredes por tener que jugar el partido a la fuerza

El líder recibía al Cartagena con medio equipo fuera de combate por covid, tras no ser atendida su petición de suspensión del partido, como sí sucediera con el Lugo en el último choque del año, que no se jugó. Rubí, preparador almeriense, antes del partido se subía por las paredes por tener que jugar ante el Cartagena. “Es injusto” afirma el técnico rojiblanco. que sabía al peloigro que se enfrentaba, como así fue.

FHsEiiSXEAMubF0
Rubi durante un entrenamiento de la UD Almería previo al partido ante el Efesé // FOTO: UDALMERÍA

En el Almería se pasó en un santiamén de no tener o no querer comunicar alguna posible baja por covid. Media plantilla del líder estaba y está de baja, su entrenador Rubí subiéndose por las paredes mientras la expedición albinegra, con dos bajas por covid, Tejera y Clavería –el primero también estaba sancionado y el segundo llega cuatro partidos sin jugar- llegaba a la capital andaluza con la principal novedad entre sus viajeros de Antonio Luna.

Pero lo cierto es que las adversidades fueron casi todas juntas para la Unión Deportiva Almería justo en el punto de inflexión de la temporada, el que marca la mitad del campeonato y la frontera entre los años 2021 y 2022. El equipo rojiblanco marchaba (y marcha, de hecho) con un ritmo imparable hacia su ansiado objetivo del ascenso, pero el tráiler indálico, la Rubineta, se ha visto frenado como si La Liga hubiera colocado una de esas zonas de frenado de emergencia para camiones en pendientes descendentes. 

El covid, recuerdan, impidió que se jugara en Lugo para despedir el año, ante el brote desencadenado en el vestuario lucense; y el covid ha diezmado las huestes del Almería justo antes de recibir al Cartagena (Estadio Juegos Mediterráneos,  domingo 14:00 horas), sin que esta vez haya mediado suspensión, como sí sucediera en aquel frustrado duelo del Anxo Carro, que se queda, eso sí, como 'bola extra' en la buchaca rojiblanca.

La Liga no  quiso atender la petición del club almeriense pese a que más de una decena de futbolistas de la primera plantilla estaban contagiados en el periodo vacacional o en los primeros días de su regreso al trabajo

Ha sido una semana, según las palabras del entrenador, "desastrosa" no solo por los efectivos perdidos o que han ido cayendo, sino también por lo que el brote ha condicionado el trabajo de los no contagiados. Una "pantomima", cree Rubi, que debería haber conducido a la suspensión solicitada y negada por el ente que dirige la competición.

El técnico confiesa que se ha planteado incluso "suspender los entrenamientos" y, al fin, considera "injusto" tener que disputar el partido. No obstante, Rubí confía ciegamente en "los soldados que nos quedan" y se sigue mostrando  muy orgulloso de la profesionalidad de su plantilla en todas las situaciones.

almeria

Así, lo único que se sabe seguro con relación a los efectivos disponibles es que tanto Babic como Carriço se lo pierden (el primero por sanción y el segundo por lesión) y que Pozo y Lazo sí se encuentran, en principio, entre los futbolistas disponibles. Teniendo siempre en cuenta las numerosas bajas que habrá para el partido, cuyas identidades se conocerán poco antes del propio choque, lo esperable es que Iván Martos se ubique junto a Chumi en el eje de la zaga, como sustituto de Babic. De no mediar esa gran incógnita covid, sería igualmente esperable el regreso al once de Ramazani, como uno de los futbolistas ofensivos de la apuesta inicial de Rubi.

El Almería lidera la práctica totalidad de los guarismos en la Liga y llega al reencuentro con la competición imparable. No pierde desde el 15 de octubre (1-0 en Éibar), o lo que es lo mismo, una derrota de sus 15 últimos partidos, con 11 triunfos y tres empates. En casa, de hecho, permanece invicto, con ocho victorias y dos igualadas en sus diez comparecencias ligueras.

La victoria del Éibar ante el filial de la Real Sociedad (3-2), en partido disputado este viernes, coloca a los vascos a dos puntos del Almería, aunque se deben tener en cuenta los dos partidos menos de los rojiblancos, que mantienen un colchón de siete (y un partido menos) con el tercero, el Tenerife, primero de los equipos en que no subiría directamente. El panorama, pues, sigue siendo igual de bueno que antes de que se suspendiera el partido en Lugo, aunque la sensación sea otra y haya aumentado la dificultad de sacar adelante el choque ante el Cartagena por esa oleada de positivos.

EL COVID PERJUDICABA MENOS AL CARTAGENA

El Cartagena, "capacitado para que 2022 sea un gran año", según palabras de su entrenador, Luis Carrión, lo que hizo fue alargar el buen momento que vive dando esta sorpresa en la casa del líder, en un encuentro donde tenia cuatro bajas, de Pablo Clavería, Sergio Tejera y Andy Kawaya, MO Dauda y sin recurrir a rotaciones. Los dos primeros, contagiados con el coronavirus y el segundo de ellos además sancionado por acumulación de tarjetas amarillas; y el extremo belga Kawaya, quien ha vuelto a entrenar con el grupo tras superar su lesión de espalda, no está todavía al cien por cien

Con esas ausencias Carrión apostará por mantener el bloque que viene utilizando y con respecto al partido ganado por 3-0 frente al Club Deportivo Mirandés antes de las vacaciones de Navidad se espera un sólo cambio en el once posiblemente con el ghanés Richard Boateng en lugar de Tejera acompañando al francés Yann Bodiger en el eje de la medular.

No se prevén novedades en la alineación y se descartan rotaciones por mucho que apenas 72 horas después los blanquinegros reciban al Valencia Club de Fútbol, de Primera, en los dieciseisavos de final de la Copa del Rey.

"Lo más importante ahora es la Liga, pensamos en ganarle al Almería y luego veremos qué jugadores están mejor para enfrentarnos al Valencia", ha dicho el entrenador barcelonés, quien ha destacado del cuadro almeriense que "es un buen rival, como dice la clasificación, pero que también tiene sus fisuras y trataremos de aprovecharlas".