NI EL CLUB NI EL AYUNTAMIENTO NI LAS PEÑAS SE ATREVEN A ORGANIZAR ACTO ALGUNO

Si el Cartagena asciende a la Liga Smartbank tocará celebrarlo en familia

No hay más vueltas. Si el Cartagena asciende (ojalá) el 19 de julio (o en una segunda ronda, que esperemos que no sea el caso) habrá que celebrarlo en familia o con los amigos y casi en la intimidad. La actual situación sanitaria desaconseja cualquier celebración y ni el Cartagena, ni el ayuntamiento ni la Federación de Peñas se atreven a cargar con lo que sería una torpeza irresponsable de organizar actos multitudinarios como la instalación de alguna pantalla gigante, ni en locales públicos cerrados o abiertos.
Los peñistas tendrán que seguir el posible ascenso como cada cual pueda
Los peñistas tendrán que seguir el posible ascenso como cada cual pueda  

El horno no está para bollos porque el COVID-19 sigue siendo una amenaza real, así que habrá que resignarse a la par que confiar y desear ese ascenso que, esta vez, habrá que verlo a distancia, por televisión. No va a quedar otra. Mucho se está cuidando el ayuntamiento en no permitir la torpeza cometida en otras ciudades como Zaragoza o Vitoria, sin ir más lejos.

Las vueltas que han dado las cosas con el playoff que se acerca. Primero fue que no habría público, después la Junta de Andalucía emitió un acuerdo mediante el cual se permitiría la entrada de hasta 1500 personas en los distintos estadios, con lo que la ilusión afloró entre todos los aficionados. Pero de nuevo el gozo en el pozo cuando la Real Federación Española de Fútbol decidió cortar de raíz la polémica confirmando que todos los partidos de la fase de ascenso serían a puerta cerrada.

Pero quedaba la posibilidad de festejar el posible ascenso a través de alguna pantalla gigante que se instalaría o en el Palacio de los Deportes de Cartagena, como ya ocurriera hace tres años con la profunda decepción con el Rayo Majadahonda y unas semanas después en la eliminatoria final ante el Extremadura en Almendralejo.

IMG_7798

La Federación de Peñas del FC Cartagena que preside Miguel Ángel Muñoz ha trabajado lo indecible procurando que, si llegaban los permisos pertinentes, todo estuviese preparado. Hasta los autobuses de seguidores tenían ya el precio cerrado y numerosos peñistas apuntados al viaje.

Pero nada de eso será posibie una vez conocido oficialmente en la Federación de Peñas cartagenerista que no organizará nada ante la negativa en redondo del ayuntamiento cartagenero. El concejal Diego Ortega ha sido tajante. No a la pantalla gigante ni en el palacio ni en el Puerto ni en ningún sitio y en caso de ascenso nada de aglomeraciones a lo que el Cartagena también se suma apoyando la decisión.

Así las cosas nadie se queja en ese sentido y en la Federación de peñistas asume de buen grado la decisión y se resigna a lo que hay, que no será otra cosa que, en caso de ascenso, tocará celebrarlo en casa, en familia o con los amigos más cercanos.