EN DOS MESES, TRAS 8 PARTIDOS SIN GANAR

Los astigitanos caen en picado del liderazgo al puesto 12

El Écija ha pasado de ser un líder firme durante siete jornadas en el arranque liguero a ocupar un puesto más que mediocre en la mitad de la tabla hacia abajo. Ocho partidos sin ganar tienen la culpa

DQM53ZZWkAEdjFL
Foto: Écija Balompié

El equipo albiazul ha pasado de ser todo un ‘coco’ que asustaba, con triunfos sonados como aquel de Murcia o el 2-2 también en Murcia pero ante el UCAM a un sorprendente 0-3 en casa ante Las Palmas Atlético o aquel otro 3-0 en el campo del Marbella.

Todos estos resultados y algunos más han terminado por desinflar el globo de un Écija que arrancaría la competición lleno de ilusiones, teniendo en cuenta que acababan de ascender y que, a partir de ahora tendrá que centrar todas sus fuerzas en recuperarse primero y en asegurar la permanencia cuanto antes, que al fin y al cabo, debería de ser su primer objetivo.

Los andaluces, con este maremagnun de malos resultados, han hecho posible una caída en verdadero picado, de ser líderes firmes durante siete jornadas a empezar a verse por la zona de debajo de la clasificación.