EL RINCÓN DEL ÁRBITRO | NO SEÑALÓ UN PENALTI DE GASTON SILVA, ANULÓ UN GOL A LOS ALBINEGROS QUE PARECE LEGAL, APENAS DIO TRES MINUTOS DE TIEMPO AÑADIDO…

Ávalos Barrera, el peor arbitraje en lo que llevamos de temporada

Al conocerse la designación del colegiado catalán más de un seguidor albinegro se echó las manos a la cabeza temiéndose lo peor. Los penaltis contra el Mallorca no se olvidan y en Éibar volvió a demostrar lo mal árbitro que es. Al Éibar le escamoteó un claro penalti de Gastón Silva sobre Corpas y al Cartagena le anuló un gol que habría sido el 2-2 aún no sabemos por qué.

avalosbarrera arbitro
Ávalos Barrera, el peor arbitraje en lo que llevamos de temporada // FOTO: LALIGA

Una vez más el catalán Ávalos Barrera volvió a demostrar que se trata de uno de los peores árbitros de la categoría. O es eso o que, cada vez que le toca dirigir al Efesé lo hace rematadamente mal. Le conocíamos de la pasada campaña y aquellos tres penaltis que se sacó de la manga contra el Mallorca. En Cartagena y en Son Moix. En Éibar, para no ser menos, le escamoteó al Éibar un penal que le pareció claro a todo el mundo menos a él cuando Gastón Silva le hizo una clara falta a Corpas dentro del área que ni siquiera dio lugar a que fuese revisado por el VAR.

Al Cartagena, puesto a escamotear, le birló el gol del empate en el minuto 86. Un centro desde la derecha era cabeceado por un defensa azulgrana que lo introducía en su propia portería. La jugada fue anulada no se sabe bien los motivos, parece que señaló una falta previa de Ortuño sobre Etxetia aunque tampoco dio opción alguna a que interviniese el VAR, de haberlo hecho a estas alturas es probable que los blanquinegros estuviesen celebrando un empate que se mereció porque en la segunda mitad, con un jugador más, fue bastante superior a su rival.

En la tangana que originó la expulsión de Toño García en el minuto 43 vio cuando se rebeló éste, sin embargo no se enteró de que es Alex Gallar el primero que se rebela al levantarse del suelo, cuando le toca la cara de Toño que es cuando responde. El catalán tampoco supo aplicar la ley de la ventaja en varias ocasiones en las que perjudicó al Cartagena aunque, en honor a la verdad, tuvo decisiones poco acertadas para unos y para otros.