SOLO HUBO MOVIMIENTOS DE RETWEET

Belmonte y la consejera Cachá siguieron el partido y se marcharon en silencio, sin declaraciones

La consejera de Educación, Juventud y Deportes, Adela Martínez-Cachá fue una de las que abandonó el Cerro del Espino compugida. Apenas unos cuantos retutit en su cuenta, Paco Belmonte que estuvo junto a ella, ni para eso tuvo fuerzas, aunque si se preocupó de dar muchos ánimos a amigos, jugadores y sobre todo, a los aficionados albinegros

Belmonte acompañado de Cachá en el palco del Cerro del Espino/RAÚL VELASCO-SCT
Belmonte acompañado de Cachá en el palco del Cerro del Espino/RAÚL VELASCO-SCT  

Fue tal el batacazo final que ni siquiera hubo fuerzas en los máximos representantes para mostar algún tipo de declaración o consuelo, inconsolable por otro lado. Fue el caso de la consejera de Educación, Juventud y Deportes, la lorquina Adela Martínez-Cachá. Apenas unos cuantos retuit en su cuenta personal pero poco más.

Belmonte no tuvo fuerzas ni ganas ni para eso. Su cuenta de twitter, que tanta movilidad suele tener antes, durante y sobre todo tras los partidos, estuvo en silencio al menos en las horas siguientes al desastre de Majadahonda. Ambos estuvieron en la tribuna de preferencia del campo madrileño pero después sólo hubo silencio.

BELMONTE REPARTIÓ ÁNIMOS PARA TODOS

Belmonte, cuando acabó el choque, se fue acercando uno por uno a compañeros y amigos tratando de consolar lo que, para casi todos, era inconsolable. Muchos de ellos, hombres hechos y derechos, empresarios con trabajos importantes, llorando con amargura por el tremendo disgusto que acababan de llevarse. El presidente cartagenerista, empero, aún tuvo fuerzas para acercarse hasta la grada de preferencia donde estaban ubicada la mayoría de tropa cartagenerista, que aplaudió el gesto del rector albinegro.

También pudimos ver cerca de Belmonte al presidente de la Federación de Fútbol de Murcia, Jose Miguel Monje-Carrillo, muy afectado por el desenlace final del encuentro.