EL 27 DE ABRIL DE 2015 SE HIZO CARGO DE UN CLUB QUE ESTABA AL BORDE DE LA DESAPARICIÓN

Belmonte cumple siete años al frente del Efesé

carta-celebra-2007
El equipo albinegro en el momento cumbre del ascenso

Este miércoles día 27 de abril se cumplen siete años desde que Paco Belmonte dio el paso al frente para quedarse con el FC Cartagena, que entonces se debatía en la zona baja/descenso del grupo IV de Segunda B. El 27 de abril era cuando Sporto Gol Man, la sociedad que los mal dirigía hasta entonces, hizo público el comunicado oficial y dos días más tarde era el propio Belmonte quien, junto con Deseado Flores, se presentaba ante los periodistas con aires de humildad para dar toda clase de explicaciones. Dijo que llegaba de forma provisional hasta mayo y de aquello ya han pasado siete años en los que, como en botica, ha habido de todo.

Paco Bemonte, siete años después, se ha hecho un cartagenero más y ha cambiado su vida por completo. Tal ha sido su giro que hasta ha sido padre, sin contar que es portapasos de Semana Santa, distinguido en varias asociaciones y clubes de la ciudad y que se codea con la flor y la nata de la ciudad en su papel de personaje público.

Cuando el periodista murciano decidió hacerse cargo del club blanquinegro lo hizo con el apoyo en la sombra de Felipe Moreno, dueño de un CD Leganés que entonces se paseaba con orgullo por la Primera División. Belmonte lo pensó mucho antes de decidirse porque a última hora le salió el escollo de Pedro Cordero, quien estuvo en un tris de quedarse con la gestión del club apoyado desde la distancia por Quique Pina y por su hermano Juan Carlos Cordero, entonces ya en el Cádiz al que ayudaron a levantarlo hasta la Primera División.

En aquellos días, Belmonte tuvo que correr más de lo previsto porque veía cómo se le estaban adelantando y el entonces periodista dedicado al mundo de la hostelería quiso dar el paso definitivo. El 29 de abril, miércoles, fue el día que se presentó a los medios en una atestada sala de prensa y con el equipo en zona de descenso después de haber perdido 2-0 en Cádiz.

Era la jornada 35, quedaban tres para acabar, se perdió 0-2 con el Betis B, se ganaría 1-2 en aquel controvertido partido en Jaén del que nadie ha dicho aún toda la verdad y todos los maletines que corrieron, y el 1-1 final con La Roda en el Cartagonova que llevaría a jugar la promoción de descenso ante Las Palmas Atlético. Con 43 puntos, los mismos que el Córdoba B que también descendió, aquel Efesé que dirigía Manolo Palomeque se salvó por los pelos gracias al gol in extremis de Carlos Martínez en el Anexo de Las Palmas. A partir de ahí comenzaría la verdadera aventura de Belmonte en el Cartagena, que ha terminado convirtiéndolo en el negocio de su vida.

ACR_3336
La cúpula de dirigentes del Cartagena en la actualidad

La campaña siguiente, en Segunda B, arrancaría con Víctor Fernández en el banquillo como entrenador como reclamo para la afición pero, lamentablemente para todos, aquello no pudo salir peor y hubo que despedir a Víctor para evitar la caída, de nuevo, del equipo a la zona de descenso. Llegaría Monteagudo en febrero de 2016 y no solo remontaría al equipo sino que lo clasificó para la Copa del Rey. A partir de ahí fueron temporadas de intento de ascenso, con el Rayo Majadahonda de por medio hasta el recordado salto a la Liga Smartbank en plena pandemia el 19 de julio de 2020 en La Rosaleda malacitana.

Un año duro de sufrimiento, llegada de Luis Carrión que evita el descenso a falta de dos jornadas y esta temporada, ya se sabe, tranquilidad absoluta y un club en continuo crecimiento al día de hoy, con un Belmonte cada vez más crecido, más inaccesible y con la mitad de la afición dividida por su gestión, con puntos negros como la recaudación famosa del amistoso contra el Barça en aquel partido benéfico del que nunca más se supo. Su alianza con el ayuntamiento cartagenero ha sido decisiva para el despegue del club en los últimos años.

AQUEL COMUNICADO OFICIAL

El 27 de abril, lunes, el club albinegro emitía un comunicado oficial que decía lo siguiente:

"Estimados Abonados y Aficionados:

En el día de hoy, el Consejo de Administración del FC CARTAGENA SAD, legitimado por la Mercantil SPORTO GOL MAN 2020,S.L., ante la delicada situación que atraviesa el Club, cederá a D. Francisco Belmonte con efectos del próximo miércoles 29 de abril, todas sus funciones y acciones con el firme propósito y esperanza de la salvación de la categoría."

"Durante los próximos días, previsiblemente este próximo miércoles, Belmonte dará una rueda de prensa en la que explicará los detalles de la operación. Una operación sujeta a que el club permanezca en Segunda B para mantener en pie el contrato de cara a la próxima temporada".

 18 DE MAYO, FECHA CLAVE

Belmonte se hizo cargo del FC Cartagena, de momento, hasta el 18 de mayo. Es en esa fecha cuando la operación de compra tomaría forma de manera definitiva si el club lograba la permanencia en Segunda División B. Hasta ese momento, Sporto Gol Man seguía siendo dueña de las acciones del Cartagena, sin embargo la gestión de aquí a esa fecha ya era cosa de Paco Belmonte.

- 100.000 EUROS PARA PAGAR

Esa es la cifra aproximada que anunció como aportación el grupo de Belmonte hasta final de temporada. Todos los pagos pasarían por el filtro del administrador concursal, que decidiría hacia dónde iba el dinero, pero los futbolistas acabaron cobrando. Se hizo de manera ordenada: primero un 20% de lo que se les adeudaba, perdonaban otro 20% y el 60% restante lo cobrarían cuando se consiguiese la permanencia.

- LOS NÚMEROS DEL CONCURSO

Gestionar el concurso de acreedores fue otro de los pilares sobre los que se sustentaban, y Belmonte aporto los números que manejaban: la deuda total del concurso era ese día -lo dijo él- de 2.400.000 euros, de los cuales 1.500.000 euros era deuda con Hacienda y Seguridad Social.

- GESTIÓN, TRABAJO Y 'RIÑÓN CUBIERTO'

Belmonte hizo hincapié en que el proyecto era serio, que no ocultaba nada, y que todo se va a ir construyendo conforme al trabajo. Insistió también en que el grupo que aportaba el músculo financiero era gente solvente para afrontar el reto que se avecinaba. Dejó las puertas abiertas a cualquier persona que se quisiera sumar, incluido los hombres de la Gestora.

- GANAR AL BETIS

A partir de ahora, el lema es "ganar al Betis". Paco Belmonte ha afirmado que lo más importante pasa ahora por lo deportivo, porque si no hay permanencia no hay proyecto que valga. "Hay que hablar de fútbol durante tres semanas, porque si no, no hay nada. A partir de ahora, en cuanto apague el micrófono y salgamos por la puerta, solo hay que pensar en ganar al Betis B" partido que por cierto se perdería 0-2 complicando más aún el asunto.

SSG_1805
Este de Las Palmas fue el momento de máximo peligro con aquel Cartagena al borde del descenso y la desaparición de haber bajado a Tercera División

Belmonte ha hablado muy claro. "Nosotros cumplimos (pagando) y los jugadores cumplen con su parte de lograr que el equipo se mantenga en la categoría". Paco Belmonte en la rueda de prensa no descartó que el presidente del Consejo de Administración del club, una vez obtenido la permanencia, sea cartagenero.

Vino  a  decir que tendía una mano al grupo empresarial de Cartagena y a los cartageneros del mundo de los negocios que ya han adelantado su deseo de colaborar.

Los futbolistas presentes, con Palomeque y cuerpo técnico siguieron con máximo interés la alocución del periodista y empresario Belmonte. Sergio, Luque, Tarantino -sentado por su lesión- Robusté, Carlos Martínez, entre los presentes de aquella mañana de la que ya se han cumplido siete años.

Hoy las cosas son muy distintas con un FC Cartagena asentado en la Liga Smartbank, una estructura de club, un estadio Cartagonona completamente reformado y una economía ciertamente saneada aunque las interioridades del club nadie las conoce ya que este Cartagena actual ha ido transformándose en un club presidencialista y oscurantista, donde poco o nada trasciende, solo lo que interesa y que tiene cada vez más dividida a la afición, como pudo comprobarse en el último partido de Liga donde se le dio la espalda a la jornada económica.

Belmonte, siete años después, y a pesar de que tiene 46 años y siempre ha dicho que no se veía con 50 años al frente del Cartagena, sigue al frente de lo que ya se ha convertido en una máquina de hacer dinero, dejando a un lado los sentimientos e incluso a la propia afición.

carta-celebra-2007
Los jugadores albinegros celebrando el ascenso en La Rosaleda malagueña