EL DUEÑO DEL CARTAGENA REFUERZA AL EQUIPO PARA LA RECTA FINAL Y DECISIVA DE LA TEMPORADA

Belmonte tira la casa por la ventana

Los hechos son los que son y están a la vista. Paco Belmonte, dueño del Cartagena, está decidido a tirar la casa por la ventana. Ya dijo hace semanas que el mercado invernal sería más bien tranquilo, que se venía algún central sería Datkovic y que la permanencia sería el principal objetivo. Lo que no dijo es que habría dos, incluso tres refuerzos (y ya veremos si se queda ahí) y que todos ellos serían de una indudable calidad, tanto que da qué pensar hasta donde será capaz de llegar este Efesé con 18 partidos por delante, 54 puntos por disputar y a 14 supuestamente del objetivo principal. De momento, el propietario del club ha decidido tirarla casa por la ventana.

Quien conoce a Belmonte saben muy bien qué tipo de personaje es. Hablamos del mundo del futbol donde, para ser dirigente, hay que ser atrevido, hay que ir por delante, hacerlo con prudencia, ser un poco ‘pillo’ y, por supuesto, tener dinero.

Todas estas condiciones las tiene el patrón del FC Cartagena amén de otras positivas y negativas y en ése escenario se mueve Belmonte, quien a la chita callando y hablando solo con sus íntimos más cercanos y con quien de verdad puede confiar, ha decidido apostar a caballo ganador, es decir, a intentar clasificarse para disputar el playoff de ascenso a Primera División.

Ganarle al Sporting supuso un punto de inflexión para este Cartagena que, desde entonces, siempre ha mirado hacia arriba en la clasificación

La jornada 10 que se jugó el pasado 9 de octubre y supuso la goleada (5-1) a ese Ibiza que ahora lleva asustando en las tres últimas jornadas, fue el punto de inflexión. Aquella tarde el equipo de Luis Carrión se presentaba en el Cartagonova con el 4-1 encajado en la jornada anterior en Las Palmas tras un partido para olvidar. Los blanquinegros llegaban clasificados en el puesto 17, tres derrotas en las cuatro últimas jornadas –las dos últimas consecutivas- y muchas dudas entre los seguidores, que ya empezaban a ver los fantasmas que tano asustaron en la pasada temporada. Sin embargo, nada más lejos de le realidad, el equipo respondió a la perfección, cuajó un grandísimo partido y desde ahí enderezó el rumbo hasta hoy.

FBXma27WUAUbKC_

La goleada albinegra al Ibiza (5-1) supuso el punto de inflexión para el equipo que dirige Luis Carrión

En este trecho, de la jornada 9 a la 24, que es la última disputada en Anoeta, Luis Carrión le ha dado la vuelta a su Efesé como un calcetín. Desde entonces este Cartagena ha sabido navegar entre la comodidad de la mitad de la tabla y la ilusión por acercarse o meterse –fue 5º en la jornada 11 tras ganarle 1-0 al Sporting que llegaba como un líder sólido y jugando muy bien- en la zona de playoff.

Era, entonces, una quimera que al día de hoy, parece más cerca cada día que pasa. Si el Cartagena le ganase este domingo al Fuenlabrada acabará con toda probabilidad en zona de playoff y a nadie le extrañaría. Si no lo hiciera tampoco pasaría nada.

UNOS REFUERZOS DE LUJO

Con la tranquilidad que ofrece la clasificación Belmonte y su escudero Sánchez Breis se decidieron por reforzar al equipo como necesitaba. Y el primero en llegar fue el uruguayo Sebastián Cristóforo, un fichaje de indudable calidad, tres veces campeón de la Europa League con el Sevilla, eso sí, después de pasar por el soponcio del fichaje frustrado de José Ángel Jurado que puso a Breis en el ojo del huracán, algo que no gustó al director deportivo del Cartagena, acostumbrado a escuchar alabanzas de todo tipo y que sólo supo responder con malas formas. Luego se disculpó. Pero el ventarrón pasó como pasan las olas y al problema se le buscó una rápida solución.

datkovic

Datkovic es recibido a base de 'collejas' en su primer entrenamiento en Pinatar Arena, tras su regreso

Luego llegó Toni Datkovic, el para muchos ‘hijo pródigo’ de la afición blanquinegra. Se marchó al frio estado de Utah, en EE.UU pero el croata se dio cuenta que estaba mucho mejor aquí que allá y que no había dólares en el mundo que pagasen lo bien que se vive en Cartagena y el calor que desprende sus aficionados.

LA GUINDA DE JAVI ONTIVEROS

Pero Belmonte quería más. Quiere más. Y ahí es donde aparece Javi Ontiveros después de que Ángel García lo descubra en su web de Cazurreando.com que algunos siguen negándole el pan y la sal para apuntarse tantos que no le corresponden.

La posibilidad de pagarle al Anderlecht medio millón de euros por la propiedad de MO Dauda demuestra que Belmonte va en serio a por todo

Javi Ontiveros aún no lo tiene hecho, está cerca, pero sea como sea evidencia que Belmonte, lejos de conformarse, quiere más. Ha renovado a casi toda la defensa (Delmás tiene contrato hasta el 2023, Pablo Vázquez estará a tres partidos de su renovación automática cuando juegue ante el Fuenlabrada, Alcalá tiene contrato en vigor y Gastón Silva lo mismo) y ahora el periodista  de La Verdad Jorge Fernández-Caro informa este miércoles de la posibilidad de quedarse con MO Dauda en propiedad pagando medio millón de euros al Anderlecht belga, que ya ha comunicado que el ghanés no entra en los planes del equipo belga para la próxima campaña.

ZnBBTmF2dUY2R0twVkllNG55Yy9lZCtEVlU2ZThQVkxVeStxUWM4OGJZcz0=873x490-c

El jugador malagueño con la camiseta de Osasuna, equipo con el que apenas ha jugado / Fot CA OSASUNA

Sobre Ontiveros, cuyo fichaje por el Cartagena ya lo dan por hecho en Villarreal Su fichaje en 2019 por el Submarino fue todo un culebrón, ya que se trataba del jugador más talentoso de la cantera del club de la Costa del Sol.

De hecho, pese a que desde finales del ejercicio 2018/19 el acuerdo entre la entidad amarilla, el jugador y el club malagueño era total, todo se postergó porque faltaba el visto bueno del máximo accionista del Málaga, el jeque Abdullah Al Thani, en una de las operaciones más largas de dicho verano del 2019.

En Villarreal ya dan por hecho que el Cartagena ha cerrado el fichaje de Ontiveros, que ha jugado las tres últimas temporadas en equipos de Primera División

Tras recalar en el Villarreal y militar en el primer equipo amarillo el ejercicio 2019/20, la siguiente campaña estuvo cedido en el Huesca y en la presente, en el Atlético Osasuna, en ambos casos en Primera División. ahora, el malagueño busca acomodo y continuidad en Segunda División, en el Cartagena.

Esta es la situación de un Cartagena que, como su presidente, quiere más. Primero, amarrar la permanencia y luego ya se verá. Pero es indudable que si el Cartagena logra ante el Fuenlabrada una segunda victoria consecutiva entrará sí o sí en zona de playoff, a la espera de la UD Las Palmas el 6 de febrero. Pero ése será otro capítulo del que seguiremos hablando. Ahora, y a juzgar por los hechos, es evidente que Belmonte está dispuesto a tirar la casa por la ventana.