POR UNA TEMPORADA CON OPCIÓN A COMPRA NO OBLIGATORIA

Carrasquilla se marcha cedido hasta junio al Houston Dynamo de Texas

Ya es definitiva la salida de Adalberto Carrasquilla al Dynamo Houston, equipo que milita en la MSL (Major Soccer League), que lo tendrá cedido hasta el próximo mes de junio. Después habrá una opción de compra que no es obligatorio pero que el club albinegro lo ha querido incluir en el documento de cesión. El ‘Coco’ ya se encuentra en Houston después de pasar unos días en su Panamá natal
Carrasquilla en un enfrenatmiento con Javi Fuego.
Carrasquilla en un enfrenatmiento con Javi Fuego,.del Sporting

Adalberto Carrasquilla, tal y como el panameño pretendía, ha conseguido su objetivo de salir del Efesé, donde él veía pocas opciones de jugar a pesar de haber sido de los mejores de Panamá en la Copa Oro celebrada recientemente en EEUU.

El centrocampista, tal y como estaba previsto, jugará la próxima temporada en la Major League Soccer de Estados Unidos y lo hará en el Houston Dynamo. Se pone fin a un ‘culebrón’ que se inició al inicio de este verano, cuando uno de los representantes del panameño aseguró que se evaluarían “las opciones de salida” del futbolista. Aunque tenía propuestas de Bélgica, Francia e incluso España, Carrasquilla se marcha en calidad de cedido al conjunto norteamericano, que se guarda una opción de compra en junio de 2022.

El acuerdo entre jugador y FC Cartagena era la mejor opción posible. Carrasquilla no quería seguir en la ciudad portuaria ya que no contaba con la confianza del cuerpo técnico. En el momento clave del pasado curso, con bajas en el centro del campo, Carrión apostó por retrasar a De Blasis, atacante, al doble pivote. Un mensaje claro para el panameño que se acentúo con la renovación del entrenador catalán. La salida de Carrasquilla se la pusieron en bandeja.

Confiados en la revalorización

Carrasquilla llegó al FC Cartagena desde el Tauro FC de su país siendo un auténtico desconocido en el verano de 2019, con Gustavo Munúa al frente del equipo. Desde muy pronto se ganó la confianza del uruguayo, siendo indispensable en sus esquemas. Tanto, que en diciembre se pagaron cerca de 300.000 euros por adquirir sus derechos. Así, se convirtió en jugador franquicia de la entidad presidida por Francisco Belmonte.

Tras el ascenso, numerosos clubes llamaron a la puerta del FC Cartagena y de Carrasquilla para interesarse por los servicios de un jugador que había sido de los mejores en Segunda B. Fue declarado intransferible y había esperanzas en que siguiese mejorando ya en el fútbol profesional. Pero su progresión se cortó de golpe. Aunque disputó 28 partidos, 20 de ellos como titular, no tuvo el mismo protagonismo y en la recta final apenas participó.