ESTE LUNES SERÁ EL SORTEO EN LA RFEF EN LAS ROZAS (MADRID)

El Cartagena afronta su quinto playoff de ascenso desde que bajó de Segunda hace siete años

133
133  

Podría decirse que mucho ha llovido, recurriendo al tópico, pero la verdad es que ya son siete las temporadas que lleva el Cartagena en Segunda B desde su descenso a los infiernos. Siete temporadas en las que ha participado o va a participar con el que viene en cinco playoff de ascenso, uno para el descenso y una campaña de transición en dónde no hubo ni chicha ni limoná.

El Cartagena de Gustavo Munúa se prepara para afrontar su quinto playoff de ascenso en las siete temporadas que lleva purgando sus males desde su traumático descenso a Segunda B. Cinco fases de ascenso con la esperanza de que a la quinta vaya la vencida. Otros lo lograron a la primera o la segunda y otros hasta han repetido o se han metido en Primera División echando raíces. Ahí están los Éibar, Alavés o Leganés o el Huesca, aunque este vuelve ahora a la llamada Liga1.2.3.

Lo que sí es verdad es que el Cartagena, por unas causas o por otras, pero nunca ha tenido suerte excepción hecha de la tarde de Alcoy. El resto casi mejor no recordarlas. En la temporada 2012/13, la primera tras el descenso, fue el Caudal –cuarto clasificado entonces con 60 puntos en el Grupo I- el que dejaba en la cuneta a las primeras de cambio a aquel equipo que dirigía Pacheta, cesado por el entonces dueño Paco Gómez en la última jornada en una esperpéntica decisión que todavía hoy parece incomprensible.

Al año siguiente fue igual o peor porque le tocó el turno a un modesto Avilés dejar KO a aquel Cartagena que dirigía Tevenet y que llegaría sin fuerzas al momento decisivo. Aquella temporada 2013/14 el Leganés daría el salto y el Cádiz, que fue cuarto tras el Cartagena, también acabó ascendiendo.

Los albinegros han sumado muchas dudas y con ellas van a llegar hasta la liguilla de ascenso para ver qué equipo nos vamos a encontrar

Sus dos siguientes playoff están más cercanos en el tiempo, los dos de Alberto Monteagudo. El primero, eliminado por el Barsa B que acabaría ascendiendo y el segundo no hace falta no recordar que fue la pasada campaña. En la 2016/17 los albinegros llegaban muy justos al playoff pero es verdad que sufrieron una especie de transformación que les hizo ser muy superiores de nuevo al Alcoyano en los dos partidos, lo que le dio la moral suficiente para medirse al Barsa B que se había paseado como campeón por el Grupo III con 82 puntos. Y de no haber sido por el gol marcado en Cartagena por los azulgranas habrían pasado justamente aquella eliminatoria. Después, lo que son las cosas, ascenderían los catalanes.

Hace dos temporadas, en la 2016/17, el equipo que dirigía Monteagudo también llegó dudando de un rendimiento que, después, cambio como de la noche al día

Y de la pasada campaña ¿para qué recordar de nuevo? Majadahonda fue una losa demasiado pesada para sostenerla hasta el final. Se superó al Celta B pero ahí se acabó la gasolina. El Extremadura, que en la Liga fue cuarto y en el último instante, le pasó por encima a un Cartagena que a pesar de todo pudo haber ascendido si hubiesen dado como válido el gol legal marcado por Aketxe en Almendralejo.

Ahora, la historia se prepara de nuevo para afrontar una nueva liguilla de ascenso que puede ser la definitiva o dejar nuevamente a los albinegros hundidos en Segunda B.

27

Este fue el último once inicial jugando en casa, ante el Marbella. Foto RAUL VELASCO/SCT