CON UN GRAN PARTIDO DE AKETXE, QUE MARCÓ DOS GOLES, Y CON LOS CARTAGENERISTAS SUPERIORES AL JUMILLA

Primera alegría del Cartagena (1-3)

El Cartagena le dio la primera alegría a sus seguidores tras ganar claramente en Jumilla por 1-3. Aketxe tuvo una gran actuación y fue el hombre del partido con dos goles y una asistencia a Santi Jara para que marcase éste. Los cartageneristas se adelantaron muy pronto en el marcador pero el equipo vinícola lograría empatar, resultado con el que se llegaría al descanso. Una salida fulgurante de los cartageneristas acabaría resolviendo el choque y sacando a los de Munúa de los puestos de descenso que tan poco gustaban. En la imagen del departamento de prensa del FCC una jugada del partido jugado en el ‘Uva de Monastrell’

Una jugada a balón aéreo en el Uva Monastrell/Foto: Prensa FCC
Una jugada a balón aéreo en el Uva Monastrell/Foto: Prensa FCC  

FC JUMILLA-FC CARTAGENA: 1-3

FC Jumilla: Simón (0), Mario Marín (1), Salvi (1), Leak (1), Robles (2) (Koyo, 69’ (1)), Stevenson (1), Ming (1) (Bouba, 62’), Manolo (1), Carlos (1), Donovan (2) y Óscar Rico (-) (Peque, 21’ (1)).

FC Cartagena: Mario (1), Orfila (2), Jesús Álvaro (1), Moisés (1) (Luis Mata, 45’ (1), Ayala (1), Vitolo (2), Fito Miranda (1) (Paim, 71’ (1)), Rui Moreira (1), Aketxe (3) (Moyita, 72’ (1), Santi Jara (2) y Rubén Cruz (2).

Goles: 0-1 Aketxe (min.13). 1-1 Donovan (min.35). 1-2 Santi Jara (min.52). 1-3 Aketxe (min. 61).

Árbitro: José Antonio Sánchez Villalobos (colegio andaluz). Mostró amarilla a los locales Mario Marín, Simón, Robles y Salvi. En el Cartagena, vieron amarilla Rui Moreira, Aketxe, Jesús Álvaro y Vitolo.

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada quinta de liga en el grupo IV de Segunda B, disputado en el Uva Monastrell de Jumilla. Cerca de un centenar de seguidores del Cartagena.

LA CRÓNICA por GUILLERMO JIMÉNEZ

La quinta jornada, por fin, fue propicia al Cartagena esta vez para archivar la sicosis de negársele la victoria desde que arrancó la Liga tras una pretemporada rara y atípica. El 1-3 en el erial del ‘Uva Monastrell’ incluso hizo factible que los tradicionales minutos finales, fatídicos otras veces, fuesen de control de la situación por los ganadores, huyendo de las sorpresas desagradables.

Parece que la escuadra de Gustavo Munúa escarmentó de anteriores episodios y además tuvo una dosis de fortuna, en el regalo de uno de los goles marcados, por error garrafal del portero Simón y la defensa vinícola. En trodo caso la victoria fue inapelable y justa. De entrada  se vio un Cartagena decidido y resuelto, mandando en el campo y buscando el gol como el sediento que busca el agua en el oasis del desierto. Isaac Aketxe enseñó el camino a ese oasis con un testarazo de artesanía, el 0-1 a  los trece minutos que ratificaba la determinación de los visitantes.

Los capitanes, junto al trío arbitral/Foto: FC Jumilla

Los capitanes, junto al trío arbitral/Foto: FC Jumilla

UNA VICTORIA IMPRESCINDIBLE Y TRABAJADA

Este partido no se podía perder y eso lo sabían los protagonistas del aspirante a buscar de nuevo el ascenso a Segunda. El para bastantes obsesivo signo del fracaso se rompió con el triunfo y lo normal es que la competición entre para los blanquinegros de dar de sí lo que se puede aguardar de un aspirante que ha fichado diecisiete piezas.

Esta tarde en la tierra del vino se hizo por parte del Cartagena un juego que, sin ser preciosista, fue más vertical y eficaz  que otros días al disponer de valores en ataque que pueden definir como el vasco Aketxe, Rubén Criz, a un sin marcar, y un Santi Jara con calidad y olfato. Siguen pendientes solucionar cosas en espera de un mejor rendimiento, en especial en el orden defensivo donde a veces aparecen dudas. Pero al conjunto no se le puede pedir más porque se entregó a la causa y lo hizo. El meta Mario, que tal vez en el gol recibido pudo hacer algo más, mejoró en las acciones que tuvo que resolver en el segundo tiempo, sin sentirse agobiado. El portero cántabro le ganó la partida a Carlos Álvarez en jun mano a mano en el minuto 88 que pudo dar vida al equipo jumillano de cara a presionar en el tiempo de prolongación.

La recomposición de la defensa, por la lesión de Moisés, fue resuelta. El banquillo respondió en consonancia con la preconizada calidad del grupo humano contratado y las cosas rodaron bien a diferencia de otras jornadas.

Foto: FC Jumilla

Jugada de ataque local/Foto: FC Jumilla

GOL DE DONOVAN

El Jumilla tuvo su momento de gloria cuando se creció al marcar Donovan el 1-1 veintidós minutos después del golazo de cabeza de Aketxe que devolvió las preocupaciones a las mentes cartageneristas pero la victoria llegó por sus pasos contados, al insistir, para un equipo que esta vez supo atemperar y mantener las distancias. No necesitaba estar brillante. Solo ordenado en el centro del campo, combativo y recio en defensa, y con dardos en la ofensiva para traducir la superioridad en goles.

El premio de este éxito de estreno constituye salir de la zona de descenso, alcanzar los 5 puntos y disponerse a encadenar puntos y más puntos, creciendo  como conjunto y dispuesto a desterrar la aparición de más deslices como los que soportó en sus dos primeras presencias en el estadio Cartagonova.

Los jugadores blanquinegros celebran el importante triunfo logrado en el Uva Monastrell/Foto: Prensa FCC

Los jugadores blanquinegros celebran el importante triunfo logrado en el Uva Monastrell/Foto: Prensa FCC