sábado. 25.06.2022
TENDRÁN QUE FIJAR SU RESIDENCIA EN CARTAGENA SALVO EN CASOS EXCEPCIONALES

El Cartagena cambiará las normas: quiere a sus jugadores en la ciudad o alrededores

En el Cartagena van a acabar con la costumbre implantada en los últimos años, dónde era normal que la mayoría de jugadores residieran a muchos kilómetros de la ciudad. Luis García Tevenet va a ser el primero en dar ejemplo trasladando su residencia que tenía en Murcia hasta Cartagena dónde...
En el Cartagena van a acabar con la costumbre implantada en los últimos años, dónde era normal que la mayoría de jugadores residieran a muchos kilómetros de la ciudad. Luis García Tevenet va a ser el primero en dar ejemplo trasladando su residencia que tenía en Murcia hasta Cartagena dónde ya está buscando piso. El sevillano quiere a sus futbolistas más o menos cerca, que se impliquen en la ciudad y, sobre todo, que no tengan que hacer un mínimo de 100, 150 ó 200 kilómetros al día para entrenar.

Así las cosas el director deportivo del club, Pedro Reverte, ha ido informando a los jugadores, especialmente a los nuevos, a medida de que se han ido incorporando al equipo. Hasta la pasada temporada era normal que la mayoría de los futbolistas tuvieran fijados su domicilio a muchos kilómetros de Cartagena.

En la corta etapa de Pato, por ejemplo, todos los días se turnaba un vehículo desde Elche en el que solían viajar el propio Pato, su ayudante Portu, Óscar Rico, Tonino y Cañadas, hasta cinco futbolistas residían en la ciudad ilicitana lo que suponía algo más de 200 kilómetros al día. No eran los únicos, Florian (Torrevieja) Ramón Arcas (Águilas), Urzaiz (Murcia) eran otros ejemplos.

En tiempos pasados ya era una costumbre implantada. Futbolistas como Iñaki Muñoz o Pablo Ruiz residían en pleno centro de Murcia porque sus respectivas esposas tenían un trabajo fijo –en el Corte Inglés y en el CV Murcia- y preferían hacer ellos el desplazamiento hasta Cartagena o La Manga Club, lugar en el que se entrenaba, a que lo hicieran ellas.

Los jugadores, cuando llegan a Cartagena por vez primera suelen preguntar dependiendo de su condiciones de solteros o casados. Los primeros terminaban viviendo por La Manga Club (De Lucas, el meta Alejandro Rebollo, el clan de los malagueños, Reina, manu Gaspar o Manu Torres o el brasileño Pedro Botelho cuyas andanzas aún resuenan por los bares y discotecas de la zona.

Los segundos prefieren la tranquilidad y el ambiente familiar de Santa Ana; el gallego Juan Cabrejo, el carismático Víctor Fernández, el meta Rubén, Rafa Clavero, Goiría, el brasileño Cléber, Chus Herrero o Perona y Antonio Navarro entre otros, prefirieron en su momento esta zona tranquila de la ciudad en dónde dejaron bastantes amigos. Otros, como Raimondi, se fueron a vivir a un sitio parecido como La Vaguada.

Juan Ignacio Martínez, en sus dos etapas en el Cartagena nunca llegó a residir en la ciudad. Para él resultaba más cómodo viajar diariamente hasta Torrevieja a que su familia se trasladase. Otros entrenadores también lo hicieron antes como Paco Jémez (vivía en Roda, cerca de Los Alcázares) o Machuca, que viajaba diariamente desde Orihuela. Sin embargo Fabri González, Carlos Ríos, Javi López o Paco López alquilaron un piso en el centro.

Tevenet quiere acabar ahora con esta costumbre desde hace años. Los jugadores, cerca del estadio Cartagonova y cuantos menos kilómetros tengan que realizar para trabajar mucho mejor.

El Cartagena cambiará las normas: quiere a sus jugadores en la ciudad o alrededores
Comentarios