SI NO ENCUENTRA EN EL CAMINO A MAS ÁRBITOS COMO IGLESIAS VILLANUEVA

Este Cartagena juega bien y dará muchas alegrías

ElXKDvrXEAEm4CS

El tropiezo en Girona, por injusto e inmerecido, ha dejado un poso agridulce en el equipo albinegro, que jugó para ganar y tuvo ocasiones para ellos. Pero la pésima actuación, por casera, del árbitro gallego Iglesias Villanueva, acabaría siendo un obstáculo insalvable para este Cartagena que, hay que decirlo ya, juega bien y dará muchas alegrías

El FC Cartagena va tomando forma, va redondeando la forma de jugar que quiere Borja Jiménez y empieza a ser un equipo respetado en la categoría. Sus 12 puntos actuales lo cierto es que podrían haber sido al menos cuatro más a poco que la suerte le hubiese acompañado y hubiese acertado con algunas de las claras ocasiones que disfrutaron, tanto en Almería –donde merecieron ganar- como en Girona –donde por lo menos no merecieron perder-, campo en el que tropezaron con un arbitraje malo de solemnidad y casero hasta decir basta como fue el del gallego Iglesias Villanueva, uno de los peores colegiados de la categoría.

Los de Borja van encontrando su propio patrón de juego y sus rivales ya no le ven como un recién llegado porque empiezan a respetarle

A estas alturas de la competición parece evidente que el Cartagena le va encontrando el ritmo a la categoría y que los nuevos fichajes empiezan a encajar en el esquema que pretende el técnico abulense, que está demostrando saber leer los partidos y rectificar sobre la marcha. Los blanquinegros juegan bien, dicho por propios y extraños, y sus rivales ya no le ven como un recién ascendido sino como un equipo con criterio, que sabe muy bien a lo que juega y que cuenta con futbolistas de mucho nivel que conviene tenerlos en cuenta.

En Girona tuvo la mala suerte de no acertar con sus claras ocasiones y de encontrarse con uno de los árbitros más caseros de la categoría

En Girona ocurrió sencillamente la fatalidad de ese manotazo accidental y sin más intención que un lance del juego que el pésimo y caserolo árbitro gallego no le perdonó a David Fornies. Muy rigurosa, demasiado, la tarjeta roja que vio el lateral izquierdo cartagenerista como también lo fue la de Alex Martín. Y mala suerte también en no saber acertar las dos claras ocasiones de gol, sin contar el clarísimo penalti que fue objeto Cayarga y que el trencilla, con el apoyo logístico del VAR, no quiso señalar.

El equipo está haciendo las cosas bien. A estas alturas merecerían llevar como mínimo cuatro puntos más en la clasificación

Si queda claro que este Cartagena tiene hechuras suficientes para dar esta temporada tan desastrosa por la pandemia las suficientes alegrías a la afición cartagenerista que se está ilusionando, aunque con los pies en el suelo, con un conjunto que está haciendo las cosas bien y que merece estar más arriba de la clasificación.

Tiene la oportunidad de corroborarlo con las dos inminentes visitas de equipos de los considerados ‘`rivales directos’ como Albacete y Logroñés. Quedarse con esos seis puntos, además de difícil, supondría la confirmación de que este Cartagena tiene empaque y dará muchas alegrías a la Efesemanía, que disfruta aunque tenga que hacerlo pegada al televisor.