sábado. 10.12.2022
JUGÓ MUCHO MEJOR Y MERECIÓ GANAR CON CLARIDAD, PERO TUVO QUE CONFORMARSE CON UN EMPATE

Un Cartagena maldecido por los dioses solo puede empatar con la Balompédica (1-1)

Los andaluces renunciaron a otra cosa que no fuera defenderse y sin embargo fueron los que se adelantaron en el marcador en el minuto 54. Hubo que esperar al minuto 80 para que Gonzálo Verdú, de chilena, empatase el partido. Los albinegros estrellaron dos balones en la madera y acabaron...

Los andaluces renunciaron a otra cosa que no fuera defenderse y sin embargo fueron los que se adelantaron en el marcador en el minuto 54. Hubo que esperar al minuto 80 para que Gonzálo Verdú, de chilena, empatase el partido. Los albinegros estrellaron dos balones en la madera y acabaron muy aplaudidos por los más de 4.000 espectadores que acudieron en tarde de lluvia

RESULTADO

FC Cartagena 1-1 RB Linense

ALINEACIONES

FC Cartagena: Limones; Ceballos, Gonzalo, Moisés, Jesús Álvaro (55’ Jonxa); Sergio Jiménez, Luque (68’ Rivero); Sergio García, Menudo, Cristo Martín; Montero (58’ Laens).

RB Linense: Lolo Soler; Palancar, León, Joe, Olmo, Chico, Ximo Forner, Zamorano, Copi (52’ Espinar), Canario (77’ Carlos Guerra), Mauri (66’ Juampe).

GOLES

0-1, Zamorano (54’); 1-1, Gonzalo (80’).

ÁRBITRO

Escriche Guzmán, del colegio valenciano. Amonestó a Sergio Jiménez, Montero, Luque, Gonzalo y Moisés por los locales y a Canario, León, Olmo, Joe y Lolo Soler por los visitantes.

INCIDENCIAS

4.177 espectadores (dato oficial) en el estadio municipal Cartagonova.

CRÓNICA

Por CARLOS SÁNCHEZ /  Fotos de RAÚL VELASCO 

El problema es que no hay ningún problema detectable y mejorable y, aun así, el Cartagena no consigue la victoria. No es cuestión de una visión subjetiva o algo ‘buenista’ por parte de este cronista, porque los datos son objetivos, con aproximaciones y disparos concretos. Incluso con balones a la madera en instantes determinantes de los partidos. Hoy, el Cartagena ha vuelto a ser mejor que la Balompédica Linense, pero no ha conseguido el premio gordo del partido.

Un encuentro que comenzó con clara superioridad albinegra. Como nos tiene acostumbrados el conjunto de Víctor, realizó una primera parte con un juego vistoso y con clara vocación ofensiva. La inclusión de Cristo Martín en el once dotó al equipo de una visión y un juego entre líneas que potenció las asociaciones en ataque. Las incorporaciones de Jesús Álvaro a posiciones ofensivas siempre fueron certeras, y solo faltó que entrara alguna de las cuatro claras ocasiones o de los tantos saques de esquina que se botaron.

El caudal atacante comenzó con una gran ‘conexión Tenerife’. Jesús Álvaro remontó la banda, Cristo le devolvió la pared con un gran taconazo y el balón terminó en las inmediaciones de Sergio García, cuyo centro-chut salió demasiado cruzado. O también podemos rescatar el trallazo del extremo zamorano, que despejó como pudo Lolo Soler. O quizá prefieran las apariciones de Menudo desde la esquina en los balones parados. Todo un repertorio.

Pero seguramente la más importante fue el cabezazo al travesaño en propia puerta de Joe a centro de Sergio García. Esa fue la más destacada del rosario de oportunidades de las que disfrutó el cuadro cartagenerista. Sin embargo, la Balona demostró que también tiene dientes, y los mostró con dos buenas ocasiones: disparo lejano de Zamorano a la escuadra que se perdió fuera y, sobre todo, un remate de Copi al palo. Creció por momentos el cuadro linense, pero en el cómputo global de los primeros 45 minutos fue mejor el Cartagena.

A la vuelta del descanso bien es cierto que el cuadro albinegro no salió con el ímpetu con el que afrontó el inicio del partido. La Balona consiguió dominar la escena con su juego y paró las acometidas cartageneristas. Y a los nueve minutos de la reanudación, llegó el golpe de mala suerte. Jesús Álvaro, lesionado, se tuvo que retirar. Jonxa Vidal, el cambio seleccionado por Víctor, no estuvo preparado para entrar inmediatamente y los albinegros tuvieron que defender con diez jugadores una jugada, una sola jugada. Pues Mauri rompió por la izquierda y sirvió para que Zamorano cruzara la pelota y la alojara al fondo de las mallas tras pegar en el palo. Tocaba remar río arriba.

Y el Cartagena lo hizo bien en ese tramo, reaccionando con fútbol al gol en contra. Entraron Laens y Quique Rivero, pero los ataques vinieron comandados por Menudo y Cristo. Hubo un momento, tras una arrancada de Sergio García, en que parecía imposible que hubiera un gol a favor, ya que hasta tres futbolistas fueron incapaces de mandar el balón a gol. Lo tuvo que hacer Gonzalo Verdú, de chilena, a la salida de un córner a falta de diez minutos para el final. El partido se ponía interesante.

La Balompédica Linense se empleó a fondo en parar el juego albinegro no con faltas, sino con pérdidas de tiempo casi sistemáticas. Por ello el árbitro añadió cinco minutos al final. Sergio García tuvo la más clara para el 2-1, sin suerte. Hasta el final lo estuvo intentando el equipo albinegro. Sin suerte. Urge una llamada a algún santero para que le quite la maldición a este equipo que lo hace todo bien. O, al menos, todo lo que depende de ellos. Terminarán por entrar.

Un Cartagena maldecido por los dioses solo puede empatar con la Balompédica (1-1)
El usuario es responsable de sus comentarios. Se compromete a que no difamen, insulten, contengan información falsa, abusiva, pornográfica, amenazadora, que dañe la imagen de terceras personas o que infrinja alguna ley.
Sportcartagena se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados.
Comentarios