El Cartagena se pelea con el gol ante el Sevilla A (0-0) y sigue sin ganar en casa

  FICHA TÉCNICA RESULTADO FC Cartagena 0-0 Sevilla Atlético ALINEACIONES FC Cartagena: Limones; Abenza, Ceballos, Robusté, Germán; Luque, Arcas (79' Chus Hevia), Migue (70' Gato), Carlos M. (73' Prosi); Ribas, Pallarés. Sevilla Atlético: Soria; Sedeño (83' Luis), Matos, Garrido, Moi, Antonio, Carlos Fdez., Cotán, Juan Muñoz (74' Nané), Jony (57' Tena), Mode. GOLES - ÁRBITRO Fernández Vidal, del colegio valenciano. Amonestó a Robusté por los...

 

FICHA TÉCNICA


RESULTADO

FC Cartagena 0-0 Sevilla Atlético


ALINEACIONES


FC Cartagena: Limones; Abenza, Ceballos, Robusté, Germán; Luque, Arcas (79' Chus Hevia), Migue (70' Gato), Carlos M. (73' Prosi); Ribas, Pallarés.


Sevilla Atlético: Soria; Sedeño (83' Luis), Matos, Garrido, Moi, Antonio, Carlos Fdez., Cotán, Juan Muñoz (74' Nané), Jony (57' Tena), Mode.


GOLES

-


ÁRBITRO

Fernández Vidal, del colegio valenciano. Amonestó a Robusté por los locales y a Sedeño, Matos y Tena por los visitantes.


INCIDENCIAS

Jornada 7 de liga, grupo IV de 2ªB, en el municipal Cartagonova. 3.630 espectadores


CRÓNICA

Por CARLOS SÁNCHEZ

Fotos de RAÚL VELASCO


Esta crónica hay que empezarla por el final. Minuto 93, un balón bombeado por Limones y peinado por Pallarés acaba dentro del área controlado por Seba Ribas, que se da la vuelta y se prepara a disparar. Soria, portero visitante, llega desde atrás y arrolla al uruguayo, cometiendo un penalti que, en directo y en el momento, parecía clarísimo. El colegiado Fernández Vidal decidió no solo no señalar la pena máxima, sino que pitó el final del encuentro. Al final, calabazas de gol para un Cartagena que lo buscó de todas las maneras posibles.


En el inicio del encuentro se vio que la línea a seguir iba a ser la de los últimos partidos, salvo las exigencias del guión. Abenza entró en la derecha de la defensa porque Ceballos se corrió al centro para suplir la ausencia de Neira. Ramón Arcas desde el inicio para prevenir una lesión mayor de un Sergio que se resintió durante la semana. El 4-4-2 que había permitido jugarle mejor al Melilla y ganarle al colista Cacereño. Es decir, continuamos por la hoja de ruta establecida que nos ha dado buen resultado.


Pero aún hubo una vuelta de tuerca más. Durante el partido al Cartagena se le vio sosegado y paciente, queriendo elaborar desde atrás, teniendo la pelota, y solo optando por los envíos en largo cuando la presión del rival obligaba a ello. La maquinaria parecía funcionar, ya que Pallarés y un muy entonado Carlos Martínez dispusieron de buenas ocasiones para abrir la lata. Pero pronto se vería que en el día de hoy el gol se había peleado con los albinegros. Incluso Robusté, tras una jugada ensayada, pero su volea se marchó fuera.


NUEVAS INTENTONAS EN LA 2ª PARTE

Al descanso se llegó con la igualada en el marcador, y con la sensación de que faltaba imprimirle una marcha más al juego para llegar de manera más clara al marco rival. Eso se hizo en la segunda parte. Según iban apremiando los minutos, el Cartagena metía la directa en busca del tanto que le diera la segunda victoria consecutiva. Carlos Martínez la volvió a tener, pero su disparo lo sacó Garrido de un cabezazo casi sobre la misma línea de gol. No había manera.


A falta de 20 minutos para el final entró Gato para darle mayor dinamismo al ataque, y poco después se tenía que retirar lesionado un Carlos Martínez que estaba siendo de lo mejorcito – anteriormente le acababa de servir un balón a Ribas tras una gran jugada por la izquierda que el uruguayo desparovechó - . Esto restó amplitud a un Cartagena que tuvo que centrarse más en entrar por dentro y a base de colgar balones.


Tras la entrada de Chus Hevia, el equipo volvió a dar otro paso adelante. El asturiano intentó un golpeo desde fuera del área tras jugada personal que hizo emplearse a fondo a Soria. Servidor desconocer porqué Hevia no está más tiempo sobre el césped. Cada vez que toca una pelota crea peligro. Y ya en el descuento, a la desesperada, Gato tuvo un derechazo desde el punto de penalti que Soria salvó con una espectacular estirada. Solo quedó tiempo para ese último penalti birlado, escatimado o directamente hurtado por el árbitro.


El Cartagena sigue en buena línea. Juega, crea, no pasa demasiados apuros en defensa y tiene oportunidades en el marco rival. Hoy solo faltó el gol que rubricara estas sensaciones. El problema es que la liga no espera a nadie, pero si hay un camino es este.