sábado. 25.06.2022
LOS GOLES DE MENUDO (2) Y CHUS HEVIA ACABAN CON LA MALA RACHA DE DOS MESES SIN GANAR

El Cartagena vuelve a sonreir después de una cómoda victoria ante el Mérida (3-1)

FICHA TÉCNICA RESULTADO FC Cartagena 3-1 Mérida AD ALINEACIONES FC Cartagena: Limones; Ceballos, Moisés, Ayoze, Jesús Álvaro; Sergio Jiménez, Rivero (82’ Luque); Sergio García, Menudo, Cristo (87’ Gladestony); Chus Hevia (67’ Juanlu). Mérida AD: Raúl Moreno; Jesús G. (54’ Diop), Johny, Zamora, Morgado, Javi Chino, Joaqui, Borja (68’ Gonzalo), Pedro Conde, Pablo Vivanco (54’ Elton), Aitor. GOLES 1-0, Menudo...

FICHA TÉCNICA

RESULTADO

FC Cartagena 3-1 Mérida AD

ALINEACIONES

FC Cartagena: Limones; Ceballos, Moisés, Ayoze, Jesús Álvaro; Sergio Jiménez, Rivero (82’ Luque); Sergio García, Menudo, Cristo (87’ Gladestony); Chus Hevia (67’ Juanlu).

Mérida AD: Raúl Moreno; Jesús G. (54’ Diop), Johny, Zamora, Morgado, Javi Chino, Joaqui, Borja (68’ Gonzalo), Pedro Conde, Pablo Vivanco (54’ Elton), Aitor.

GOLES

1-0, Menudo (4’); 2-0, Menudo de penalti; 2-1, Aitor (30’); 3-1, Chus Hevia (37’).

ÁRBITRO

García Aceña, del colegio valenciano. Amonestó a Sergio Jiménez, Menudo, Moisés por los locales y a Borja, Diop por los visitantes. Expulsó a Ayoze por doble amonestación.

INCIDENCIAS

2.711 espectadores (dato oficial) en el municipal Cartagonova. Tarde fria con 10 grados de temperatura

CRÓNICA

Por CARLOS SÁNCHEZ / Fotos de RAÚL VELASCO

El fútbol es un enigma. Un equipo que llevaba sin ganar desde el 6 de diciembre, sin marcar en casa desde el 20 del mismo mes, y que solo sumaba dos tantos en más de dos meses y medio, ha conseguido hacer tres goles en apenas 37 minutos para dejar encarrilada la vuelta a la senda de la victoria. Como diría el tópico, debe de ser que el fútbol es un estado de ánimo, y se ha encontrado finalmente la llave para desbloquear la mala racha en la que andaba sumido. Todo bien concentrado.

En el Cartagonova se vivió la primera mitad más intensa que se recuerda desde hace mucho tiempo. Ocurrieron muchas cosas, todas concentradas en apenas 45 minutos que ofrecieron mucho jugo. Cuando más de uno todavía estaba dejando el coche en el descampado anexo al estadio, Menudo estaba poniendo el 1-0 en el marcador. Chus Hevia activó la jugada y le sirvió un gran balón al sevillano, que dentro del área cruzó bien la pelota con la zurda. Era el inicio, el presagio, de que quizá se había desbloqueado mentalmente el equipo.

Gran culpa de ello la tuvo la posición de Hevia. Sobre el papel, todo apuntaba a que, de nuevo, ocuparía la punta del ataque él solo. Sin embargo no fue así. Era Sergio García el hombre más adelantado, lo que permitió a Chus retrasar su posición y entrar más en contacto con la pelota. Tanto él como Cristo y Menudo estuvieron muy activos y móviles, lo que permitió dar variedad al ataque albinegro cuando conseguían filtrar balones a la espalda de los centrocampistas del Mérida. Otro cambio que se observó fue la mayor presión de los locales cuando perdían la pelota. Esa intensidad valió para que el Mérida, pese a jugar a favor del viento en el primer período, pisara pocas veces el área de Limones con peligro.

La plácida tarde (en lo futbolístico, no tanto en lo meteorológico) prosiguió con un penalti que puso en bandeja a Menudo el segundo. Fue una gran jugada a la contra, pero que se avivó cuando parecía morir. El despeje de Morgado le dio en la mano a un compañero y el árbitro no dudó en señalar los once metros. Un tanto que suponía dejar las cosas en 2-0 en el minuto 15, lo nunca visto. Parecía fácil llegar al descanso sin más sobresaltos, pero a la media hora Aitor aprovechó un agujero defensivo en un córner para recortar distancias. El atacante disparó prácticamente solo tras un rechace.

Pero, seguramente estaría escrito en el destino, hoy era el día. Otra buena incorporación de Jesús Álvaro por la banda dio con un centro que acabó en los pies de Chus Hevia. El asturiano firmó seguramente uno de los peores remates de su carrera, pero como era el día acabó entrando en las mallas de la portería. Cómo será esto del fútbol, que un equipo que siempre ha adolecido de gol, hiciera tres en 45 minutos.

SIN NOVEDADES EN LA SEGUNDA PARTE

El partido acabó cuando el árbitro señaló el descanso. En la segunda parte no sucedió nada más, salvo que el Mérida se estiró un poco en busca del empate. Pero no creó mayor peligro que el que realizó a balón parado, donde sí puso en apuros a la defensa albinegra. Hubo varios remates en el área de Limones que pudieron complicar un encuentro que ya estaba sentenciado. Igual que los visitantes no obtuvieron nada de peligro, el Cartagena tampoco, más allá de un cabezazo de Hevia al larguero tras una buena jugada de Menudo. El trabajo estaba hecho.

Sin embargo, ocurrió algo que ya se viene convirtiendo en habitual: hubo un expulsado. Ayoze vio la segunda amarilla en el minuto 65, dejando a su equipo con 10 futbolistas. La primera que vio fue muy evitable, desplazando el balón cuando ya le habían pitado falta por pura rabia. Son los detalles que siguen marcando y que, aunque en este partido no se haya echado en falta, puede ser una sensible baja en la visita al Jumilla de la próxima semana.

A pesar de ello, el pescado estaba absolutamente vendido. No quedaba nada en el carrito del Mérida, que sorprendentemente no achuchó, ni en el del Cartagena, más allá de algunas internadas de Cristo, Menudo o el gol anulado a Sergio García. El mal tiempo trajo consigo los goles perdidos en alguna parte de las jornadas anteriores y, esperemos, la confianza para no tener que sufrir con los de abajo.

El Cartagena vuelve a sonreir después de una cómoda victoria ante el Mérida (3-1)
Comentarios