miércoles. 30.11.2022
UNA SITUACIÓN NOVEDOSA

Un club a dos velocidades: mejor lo institucional que lo deportivo

CARLOS SÁNCHEZ (@charlidsg) Esta campaña 2015/16 está resultando peculiar en muchos aspectos. Pero uno de los que más llama la atención es que, por primera vez en mucho tiempo, el club funciona mejor a nivel institucional y de gestión que a nivel deportivo. Es algo novedoso en una entidad cuyos gestores...

CARLOS SÁNCHEZ (@charlidsg)

Esta campaña 2015/16 está resultando peculiar en muchos aspectos. Pero uno de los que más llama la atención es que, por primera vez en mucho tiempo, el club funciona mejor a nivel institucional y de gestión que a nivel deportivo. Es algo novedoso en una entidad cuyos gestores anteriores se habían acostumbrado a vivir al abrigo de los buenos resultados deportivos y, solo cuando éstos no aparecía, salían a la luz las carencias institucionales de un club que siempre ha vivido con lo justo, aun cuando ha habido épocas en las que parecía tener todo de cara. Por ejemplo, con el ascenso a Segunda.

Y es que con aquel logro Paco Gómez vio disimuladas todas sus carencias como máximo responsable del club cartagenerista. El magnífico primer año en la división de plata sirvió para crear una euforia en torno al equipo que resultó totalmente desaprovechada, ya que apenas se llevaron a cabo acciones con el fin de mantener aquella masa social para cuando vinieran mal dadas. Además, tampoco se organizó una estructura en un club que apenas contaba con media docena de trabajadores, algo impensable en un equipo que a punto estuvo de subir a Primera División. Lo deportivo ocultaba lo institucional.

Paco Gómez en el palco del Cartagonova. Foto: R.VELASCO

 

La temporada de después, aun no siendo tan brillante, sirvió para mantener una 'Efesemanía' todavía en alza. El principio del fin llegó con el descenso a Segunda División B. A pesar de ello, el de Jacarilla, consciente de que él solo podría aguantar como dueño y presidente de la entidad con el club en 2ªA, decidió jugárselo a una carta y elaboró una plantilla - confeccionada por Pedro Reverte - para subir en un año. Pero, de nuevo, una incomprensible decisión suya (la de destituir a Pacheta tras el último partido de liga y en vísperas del play off) sembró el caldo de cultivo para que la afición se le echara encima tras caer derrotado ante el Caudal de Mieres. Los malos resultados ponían en evidencia la nefasta gestión.

Con Paco Gómez decidido a dejar el Cartagena, se empiezan a desatar las primeras operaciones encaminadas a una posible venta del club. Finalmente, cuando todo parecía resuelto para que Pina y Cordero se hicieran con el equipo, Gómez decidió dar un giro y, convencido por sus colaboradores más cercanos, colocó a Fran de Paula como presidente. El cartagenero fue un 'apagafuegos' que tuvo escaso margen de maniobra, ya que las deudas empezaron a acuciar seriamente al club y la financiación del empresario alicantino fue nula. Ni siquiera la taquilla copera ante el Barcelona sirvió para paliar la situación, ya que ese dinero nunca se revirtió en los futbolistas. Ese asunto está ahora mismo en los tribunales.

La llegada de Sporto Gol Man al club.

 

LA ETAPA DE SPORTO

Con un Paco Gómez absolutamente desgastado, la única solución pasaba por vender la entidad. Ahí fue cuando apareció la operación de compra por parte de Sporto Gol Man, mal concebida desde el inicio. Una vez desembarcaron los valencianos en el club, decidieron tocar lo mínimo posible durante la temporada en marcha. El comprometido grupo que dirigía Tevenet llegó hasta la primera ronda de los play off de ascenso y, hasta ese momento, todo era música celestial por parte de los nuevos dirigentes. Algo que se fue al traste cuando, a la temporada siguiente, su mala planificación económica y deportiva llevó al club a los malos resultados y, a la larga, a que Javier Martínez y Javier Marco no tuvieran nada a lo que agarrarse. Su salida fue cuestión de tiempo, una vez la afición se levantó a través de la plataforma 'Salvemos al FC Cartagena' para tratar de compensar la insostenible situación de la entidad.

LA LLEGADA DE BELMONTE

Con la compra del club por parte del grupo liderado por Paco Belmonte llegó la estabilidad a las últimas jornadas de la temporada. Tras el gol de Carlos Martínez en Las Palmas y un mes de junio convulso, finalmente salen adelante, y es aquí cuando cambia la tendencia del club. El equipo en lo deportivo no consigue arrancar, y es más, está peor ahora que hace un año a estas alturas de campeonato. Sin embargo, en lo institucional las cosas están funcionando, ya que el club está llevando a cabo una serie de acciones que, hasta ahora, nadie había puesto en marcha en el pasado reciente. Por primera vez, cuando llegan malos resultados, éstos no ponen al descubierto una mala gestión.

Belmonte, Ayoze, Deseado Flores y Jesús Álvaro durante una visita a un colegio. Foto: FCC

 

La creación de un equipo B y la planificación de una estructura de cantera, la puesta a la venta de una camiseta solidaria para recoger fondos de ayuda a un niño de la ciudad, las continuas visitas de jugadores del equipo a colegios de la zona, promociones de entradas y abonos para los más jóvenes, convenios de colaboración y patrocinio con diversas empresas de la comarca o, no menos importante, cumplir con los pagos en tiempo y forma, son algunas de las acciones que han conseguido atraer a cerca de 6.000 abonados y mantener la paz social a pesar de que los resultados deportivos no están llegando.

Es por ello que, ahora mismo, el FC Cartagena es un club a dos velocidades: ha cogido velocidad de crucero en lo institucional, pero todavía gatea en lo deportivo. Hace un mes, Belmonte afirmó en una entrevista a Sportcartagena que "es cierto que hemos tirado una cuerda para amarrar el tema deportivo y subirlo para arriba porque lo deportivo y lo institucional tienen que ir de la mano sí o sí. Al final a la gente le interesa lo que ocurre en el terreno de juego. Lo social, lo económico, también es interesante, pero lo que quiere la afición es ver ganar a su equipo cada domingo". Veremos si esa cuerda rescata pronto al equipo.

Un club a dos velocidades: mejor lo institucional que lo deportivo
El usuario es responsable de sus comentarios. Se compromete a que no difamen, insulten, contengan información falsa, abusiva, pornográfica, amenazadora, que dañe la imagen de terceras personas o que infrinja alguna ley.
Sportcartagena se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados.
Comentarios