CONFIESA QUE LAS ROTACIONES NO GUSTAN

El mediocentro no ignora que si el Marbella vence se iría a cuatro puntos. "Nosotros no somos inferiores a ellos"

Cordero sonriente. El panorama puede cambiar el domingo al ganar al líder. / SPORTCARTAGENA
Cordero sonriente. El panorama puede cambiar el domingo al ganar al líder. / SPORTCARTAGENA  

Cordero es el '6' del equipo y no está participando tanto que en sus dos ejercicios anteriores con la elástica blanca y negra. Es de los profesionales que lo da todo, como la mayoría, y por experiencia (32 años) está acostumbrado a encuentros al límite, como puede ser el inminente Cartagena-Marbella que es encuentro estrella en la jornada.

Miguel Ángel Cordero, el mediocentro sevillano que cumple tres campañas disfrutando de la brisa marinera, tras su estancia también marítima en el Nàstic (de Tarragona), aguarda con serenidad la jornada del domingo 1 de marzo en el estadio cartagenero. Esa sensación de calma daba hoy  el de Lebrija en su encuentro con la prensa que le planteó preguntas de actualidad y entre ellas las del estado anímico del grupo y el modo de proceder del entrenador Borja, puesto en solfa por algunas de sus determinaciones.

“Somos consciente de la importancia que tiene este encuentro, que si lo ganase el Marbella se iría a cuatro puntos. Pero tenemos posibilidades de vencer nosotros y vamos a conseguirlo. Lo necesitamos. El vestuario se encuentra unido...".

Pero el tema de las rotaciones le fastidia como a todos. La disciplina indica que hay que estar a lo que decida el preparador.

IMG_6412

Cordero esta mañana de jueves en rueda de prensa. / SCT

"INFERIORES AL MARBELLA NO SOMOS"

Cordero respetando siempre al adversario, opina que el cuadro marbellí que acude con un punto más que el blanquinegro, no es superior al Cartagena.  Sobre la titularidad en el conjunto de Borja Jiménez no ocultó ante la prensa que el futbolista, en términos generales, lo que quiere es jugar ante todo.

Acertar el domingo sería volver al liderato para intentar, con nuevos bríos, mantenerlo hasta el final de la competición que tiene un calendario para todos los gustos.