LO MEJOR DE LA HISTORIA ALBINEGRA

Se cumplen 11 años del ascenso en Alcoy...y el Efesé está en el camino de volver a la segunda mejor liga española

Por una vez en mucho tiempo se Efesé se ganó a pulso el título de campeón  en Segunda B, por el trabajo de Fabri y después de Paco Jémez, su relevo, al sumar 73 puntos en la liga, con 20 victorias, 13 empates y cinco derrotas, la mayoría evitables. Marcó 60 goles y le hicieron 28. Acabó la  competición con cuatro puntos más que el Lorca. que fue el segundo clasificado y único visitante que triunfó en la liga en el estadio municipal Cartagonova, y con siete puntos por encima de Alcorcón y Leganés.

El CD Alcoyano con su peculiar moral de siempre, se cruzó en el camino  del Cartagena  para cumplimentar un enfrentamiento que tuvo la virtud de ser casi un ejemplo de deportividad por las dos aficiones y es que la de Alcoy afectó con resignación el mazazo de ese empate a dos goles en su propio feudo de el Collado y cuando acariciaban, los peladilleros, la eliminación de un rival irremediablemente entre las cuerdas, abatido, los seguidores desplazados desde la trimilenaria  vivieron una jornada gozosa y de delirio, especialmente disfrutada por los más jóvenes, los que después se constituirían con otro más en la vigente Efesemanía, que permanece en  vilo en espera de acontecimientos. 

Paco_Jémez._Marbella_Football_Center

Paco Jémez, genio y figura. Entró en la historia del Efesé or la puerta grande.

 Es por lo que cuando ya se jugaba el minuto 92 en cancha algo alcoyanista y el partido, con 2-1, enfilaba el rumbo de la prórroga de media hora, con solo diez hombres los futbolistas de Paco Jemez por la expulsión de Viñuela, surgió Carmona, el entonces sub 23 balear que ya se ha hecho eterno en el Sporting Gijón, para incordiar o molestar al defensa local Fernando Martín, y con una presión que le hizo conseguir el balón y pasarlo en bandeja a su compañero el sevillano Juan Pablo éste marcó un gol equiparable al de 1982 en el  estadio de San Isidro en una jornada en la que el canario José Luis, ya fallecido, obtuvo el 0-1 en una liga en la que el Cartagena del argentino Gustavo Silva terminó y subcampeón detrás del Jerez deportivo. Ambos ascendieron directamente a Segunda tras una monumental carambola de los marítimos.

Por una vez en mucho tiempo el Cartagena se vio favorecido por la suerte en momentos cruciales y en dosis muy justas para obtener el objetivo. Incluso el árbitro aragonés estuvo muy bien para los albinegros aquella tarde con camiseta color pistacho, al ignorar un presunto penalti en el área de Rubén Martínez en la peor fase del encuentro para los visitantes. Algunos implicamos atrevida mente a la virgen de la caridad en este asunto, aún siendo una cuestión meramente terrenal. Ya en el encuentro de ida el arranque del equipo de Pepe Bordalás, hoy  triunfando al frente del Getafe, sorprendió a todos por su intención de ganar el partido con un ataque continuado que pudo conducir al terminar la primera fase con clara ventaja visitante.

Los de Alcoy y parecían jugar con quince futbolistas en su equipo; el rapado Diego Jiménez estaba en todas partes y todo sus compañeros se movían con flechas. Nadie daba un mondadientes por la suerte del Efesé. El gol cabecero de Hécor Yuste en la ida en el estadio de la rambla de Benipila, no obstante adelantó en el marcador a los de casa y frenó el apoyado en sus ímpetus, aunque el empate en la ejecución de una falta por el defensa valenciano Fernando Martín devolvía la incertidumbre al término del primer tiempo. Pero enseguida, reanudado el juego marcó Samuel Bayón de tiro raso y cruzado el 2-1 a uno que pudo tener acompañamiento en la creación de otras ocasiones. La madera también jugó a favor de los visitantes blanquiazules en el Cartagonova con un portero con mucho criterio y magisterio y que se llamaba Maestro.

Cuatro mil personas siguieron en pantalla gigante, en el Pabellón Central, la gloriosa jornada de El Collao

Aquella gloriosa jornada del 24 de mayo de 2009 se instaló una pantalla para 4000 personas en el Pabellón central de Deportes; fue labor del Ayuntamiento y allí se formó una algarabía deportiva, triunfal en una jornada para celebrarlo a base de bien.

Mientras en el campo del Collao la entonces alcaldesa Pilar Barreiro para acudió al evento con varios integrantes de la corporación municipal y aceptó de mil amores la ducha con vino espumoso (¿catalán, valenciano, extremeño o cartagenero?)  en el enloquecido vestuario visitante,  fundida la gallega cartagenera en abrazos en tanto los seguidores del equipo recién ascendido invadían el terreno de juego del que algunos lanzados arrancaron para el recuerdo de los trozos de césped y cortaron cuerdas de las vallas de la portería que recibió el impacto de Juan Pablo, el sevillano taurino.

Fbrijpg

Fabri abrió la brecha para situar al Cartagena campeón. Paco Gómez se lo 'cargó' en el camino.

Por la noche, el monumento al Submarino Peral, era zona de encuentro de la afición (en el puerto, frente al Mare Nostrum, para recibir a los conquistadores del ascenso.

VÍDEO EXCLUSIVO DE SPORTCARTAGENA.ES