Demasiadas exigencias

Marcos en el centro de la imagen. A su izquierda Juanmi y a su derecha el preparador de porteros albinegro Yepes
Marcos en el centro de la imagen. A su izquierda Juanmi y a su derecha el preparador de porteros albinegro Yepes  

Los guardametas tienen la máxima responsabilidad. A sus espaldas solo está la red de su portería, salvo cuando en una acción determinada del juego un compañero de la defensa saca un balón bajo palos sobre la misma línea de la jaula. En este caso Marcos Morales, que se ha curtido como blanquinegro en 2017-17  con 22 actuaciones de titular y con puesto fijo en la Copa del Rey, ha cumplido.

La grave lesión de Pau Torres le dio protagonismo al madrileño. Y aprovechó la circunstancia aun cuando en Cartagena las exigencias respecto a analizar específicamente lo que dan de sí los porteros son máximas. Casi siempre hubo excelentes guardametas en defensa de los cartageneristas. Y Marcos se fue ganando la confianza de quienes en principio vieron titubeos de principiante en algunas maneras del madrileño. Aquellos momentos los superó y hoy puede ser  perfectamente titular en cualquier conjunto de Segunda B y con ciertas garantías. Su hoja de servicios presenta encuentros salvados por él  en Liga y Copa por sus reflejos. En especial en los lances coperos. El Barakaldo lo habrá visto, si ha dispuesto del vídeo del Talavera-Cartagena en el torneo copero.

Pero después del 2-1 adverso en la Nueva Condomina el protagonismo lo recuperó Pau Torres, que acabó la Liga y el playoff, también con un rendimiento correcto. / G.J.