CON 2369 ENTRADAS VENDIDAS PARA LA ZONA VISITANTE

Una tropa con 3000 seguidores a Murcia

Cerrada la venta de entradas para la afición visitante no se han cumplido ni de lejos las previsiones de vender las 4000 entradas solicitadas por Belmonte. El cupo se quedaba este sábado en 2369 entradas vendidas aunque hoy, y sólo para los seguidores albinegros, se abrirá una taquilla en Nueva Condomina desde las 15.30 horas para aquellos rezagados. En total serán unas 3000 las personas que van a desplazarse desde Cartagena hasta Nueva Condomina. Unos mil más que en la pasada campaña y unos mil menos que en la anterior.

La marea albinegra preparada para el derbi en NC
La marea albinegra preparada para el derbi en NC  

En el Cartagena se podría llegar al mismo número de seguidores que tuvo hace dos temporadas en Nueva Condomina, a dónde viajaron más de 4.000 cartageneristas que cubrieron todo el lateral. En la pasada temporada fueron poco más de 2.000 las personas que lo hicieron, motivado sobre todo por las malas relaciones que entonces existían con los dirigentes granas que llevaban a la entidad.

Desde luego son cifras que siguen quedando muy lejos de aquellos 8.000 seguidores que acudieron en noviembre de 2009 y que acabaron llevándose una de sus mayores alegrías con aquel 1-4 del que ahora se acaban de cumplir nueve años.

Ahora, a juzgar por estos primeros días de la semana, las cosas han cambiado mucho porque además, no habría problemas en el caso de que se agotasen esas 4.000 localidades,  ya que Txema Almela, el médico presidente murcianista, ya se encargó de avanzar el pasado viernes que se ampliarían cuantas entradas se necesitasen desde Cartagena.

También es cierto que existe un sector de los aficionados cartageneristas que se niegan a viajar hasta Murcia porque no quieren contribuir con su dinero a la taquilla que espera el club grana. La FPFCCT (Federación de Peñas del FC Cartagena) sin embargo, está por la labor y trabajan con la única finalidad de que viajen el mayor número posible de seguidores blanquinegros.

De lo que no cabe duda es que se trata del partido más esperado por ambas aficiones y que lo único que de verdad cabe esperar es que impere el buen ambiente y la cordialidad entre ambas aficiones, como viene siendo habitual en las últimas ediciones.