Duro comunicado desde la FPFCCT

Hay que recordar que la Federación de Peñas del Fútbol Club Cartagena emitió hace unos días un comunicado oficial en el que se critica con dureza la campaña de abonos que está en marcha. Pone el foco en que el 60% que anuncian desde el club “es irreal” y lamentan que ni siquiera se hayan escuchado sus protestas “como han hecho hasta ahora todas las directivas”. Por si era poco recuerdan que aunque el club sea una Sociedad Anónima Deportiva “recibe una importante subvención municipal que sale de nuestros impuestos” y que también “ha hecho suyas instalaciones municipales que, además, se las mantienen”. Por estos motivos resumen que es importantísimo que el FC Cartagena “no pueda vivir sin dar participación y escuchar a su masa social”.

El comunicado dice lo siguiente:

“Ante el lanzamiento por parte del FC Cartagena de la campaña de abonos de esta temporada, desde esta Federación de Peñas de FC Cartagena queremos manifestar, todo dicho con ánimo de sumar y de apoyar a nuestro club como siempre ha sido nuestro objetivo hasta ahora, lo siguiente:

Mostrar nuestra sorpresa por la forma en que se nos ha dado a conocer dicha campaña, ya que SIEMPRE, desde la creación de la primera peña del club en el año 1.996, su entonces presidente, D. Florentino Manzano ya se sentó con representantes de esa peña para acordar la campaña de abonos, y así todos los años siguientes hasta su venta del club al repudiado en Cartagena, Luis Oliver, en 2002. Hasta ese presidente se sentó con representantes de las peñas existentes para acordar la campaña de abonos. Posteriormente, todos los años que el presidente fue D. Francisco Gómez, hubo reuniones tanto con él en ocasiones como con sus distintos directores generales para realizar la campaña de abonos. A partir de la creación de la FPFCCT en el año 2007 las reuniones pasaron de ser con representantes de las peñas existentes a realizarse con la junta directiva de dicha Fed. de Peñas.

Los peñistas respondieron al inicio de la campaña de abonos con un duro comunicado en el que muestran su disconformidad con el dueño del club por ser el primero en romper la costumbre de reunirse los presidentes con la Federación para acercar posturas

Posteriormente con la llegada de D. Javier Martínez en 2014, se mantuvo la línea de trabajo habitual entre club y peñas en la realización de la campaña de abonos, así como con la llegada de D. Francisco Belmonte. El primer año la reunión de trabajo fue con Deseado Flores y los años posteriores con Manuel S. Breis, excepto la temporada pasada que fue con el mismo presidente, D. Francisco Belmonte.

El Cartagena no estará solo en El Toralín, donde ya hay muchos aficionados albinegros/Foto: SCT

Por todo ello la tremenda sorpresa por parte nuestra de que este año no se haya dado ninguna reunión con los representantes de las peñas donde manifestar nuestras ideas para la campaña de abonos. Algunas de ellas:

- Recuperación del abono Especial, dirigido a jóvenes hasta “X” edad, a desempleados y a jubilados con pensiones inferiores a “X” ingresos.

- Posibilidad en aquellos abonos más caros de poder fraccionar el pago del abono en varios plazos.

- Creación del abono familiar para aquellas familias que saquen un número mínimo de abonos de familiar de primer grado.

- Tener en cuenta que los abonados se perdieron 5 partidos de la temporada 19-20 (el 26% del total) así como la totalidad de la jornada 20-21 (convendría recordar que el mismo club afirmaba en su campaña de abonos de esta última temporada que “según las informaciones que manejan los clubs, en la temporada 2020/21 se podrá acceder a los estadios con normalidad”), por lo que hubiéramos pedido que se hubiese tenido en cuenta debidamente dicha situación.

- Que se hubiese respetado lo declarado por el presidente del club en una reciente entrevista en La 7 TV donde afirmaba que, palabras textuales, “los abonados van a pagar este año menos que el pasado” y paradójicamente se da el caso de que no es así, pues son los mismos precios del año pasado y en 2 localidades, concretamente Lateral Rambla Bajo y Tribuna, son incluso más caros.

Reconocen que los precios del año pasado no eran caros pero recuerda que desde el club se aseguró que se podría entrar a los estadios de fútbol con normalidad

Es cierto, y así lo reconocemos públicamente, que los precios de los abonos el año pasado no eran caros (pero no olvidar que no sabíamos si pagábamos un abono de segunda A o de segunda B y de lo dicho anteriormente, que el club decía que se podría acceder a los estadios con normalidad).

Y decimos bien, que no eran caros y no decimos que eran baratos, pues muchos clubs no sacaron campaña de abonos y los que lo hicieron devolvieron a los abonados la devolución del dinero. Y si alguien tiene duda, le invitamos a darse una vuelta por las webs de algunos equipos y ver los precios de sus abonos (Almería, Cádiz, Lugo…).

Decir que el descuento es de un 60% es tan irreal como decir un precio de nuevo abonado y que el descuento fuese de un 80%. Lo comparamos a hacerse trampas jugando al solitario, afirmaron en la misma nota

Todo eso no quita para que realmente se hubiera hecho un descuento real a los abonados. Decir que el precio de abono nuevo es X y sobre ese decir que el descuento es de un 60% es tan irreal como decir un precio de nuevo abonado y que el descuento fuese de un 80%. Lo comparamos a hacerse trampas jugando al solitario.

Reiteramos que no nos mueve otro objetivo que luchar por nuestro club pero cuidando a su activo más valioso: el abonado, sea peñista o no, y entendiendo que aunque el club es una SAD, teniendo en cuenta que recibe una importante subvención por parte del ayuntamiento (que sale de nuestros impuestos) tanto en cantidad directa vía subvención como indirecta, vía cesión de instalaciones municipales y mantenimiento de ellas: césped, aseos, butacas… e incluso explotación para uso hostelero de una zona del estadio (zona business) es importantísimo que dicho club no pueda vivir sin dar participación y escuchar a su masa social.

Una simple ecuación matemática nos dice que a mayor masa social, más patrocinadores, más apoyo institucional y mayor presencia en la sociedad cartagenera, y empieza el círculo de nuevo”.

Es evidente que los peñistas se han puesto en pie de guerra y que las relaciones con los dirigentes más importantes  del FC Cartagena pasan por un mal momento.