jueves. 01.12.2022
LOS ALBINEGROS OFRECEN UN BUEN PARTIDO

El 'efecto Ríos' resucita al Cartagena, que deja de ser colista y ya cree en la salvación

FICHA TÉCNICA FC Cartagena: Reina (2); Txiki (2), Chus Herrero (3), Abraham Paz (2), Manu Torres (2); Mariano Sánchez (3) (Cléber (1), minuto 55), Dimas Delgado (2), Collantes  (2)(Marc Fernández, (1)minuto 82), Lafuente (3); Álvaro Antón (2) (Toni Moral (1), minuto 66) y Salva Chamorro (2). SD  Huesca: García (1); Rubén (1), Helguera (2),...
FICHA TÉCNICA

FC Cartagena: Reina (2); Txiki (2), Chus Herrero (3), Abraham Paz (2), Manu Torres (2); Mariano Sánchez (3) (Cléber (1), minuto 55), Dimas Delgado (2), Collantes  (2)(Marc Fernández, (1)minuto 82), Lafuente (3); Álvaro Antón (2) (Toni Moral (1), minuto 66) y Salva Chamorro (2).

SD  Huesca: García (1); Rubén (1), Helguera (2), Corona (1), Clavero (1); Gilvan (1), Molina (1)  (Ekhi (1), minuto 68), Camacho (1); Jokin (1) (Vega (1), minuto 72), Bauzá (1) (David (1), minuto 46) y Tariq (0).

Goles: 1-0. m.24: Dimas Delegado. 2-0. m.31: Salva Chamorro.

Árbitro: Antonio Israel Mariscal Sánchez, del comité andaluz. Mostró la tarjeta amarilla a los locales Reina, Txiki, Chus Herrero y Dimas y al visitante David.

Incidencias: Partido correspondiente a la décimo novena jornada de la Liga en Segunda División que se disputó en el estadio Cartagonova de Cartagena ante unos de 7.500 espectadores

LA CRÓNICA
Por GUILLERMO JIMÉNEZ

En el primer partido de 2012 el Cartagena ha cambiado la cara con una victoria convincente ante el Huesca, rival directo en la lucha por la permanencia y que nunca dio sensación de peligro. Los cartageneristas, con una alineación revolucionaria con Salva Chamorro y Manu Torres, además de Lafuente en el once inicial, dieron una lección de actitud y de pundonor.

Desde el 2-1 al Deportivo de La Coruña, en octubre del pasado año, el Cartagena no conocía el sabor del triunfo. Lo que sucedió después es materia opinable-empates meritorios pero escasos y el resto, derrotas- y el cuadro albinegro colista, con 13 puntos, dado por muerto por muchos, y la raquítica cifra de 9 goles favorables. Por tal motivo el 2-0 al Huesca y en especial la ‘transformación’ obrada este domingo de enero, tras el día de Reyes Magos, lo valora la afición como la mejor inyección anímica que podía recibir para continuar en la lucha.

Se estrenaba Carlos Ríos (CR) en el banquillo y enseguida se dejaron ver los cambios de sistema, de estrategia, con tendencia a que el balón estuviese más tiempo en terreno contrario que en el propio, con defensa adelantada y una alineación que no difería demasiado de la empleada por el anterior técnico pero con rendimiento diferente.

Carlos Ríos no se sentó en el banquillo ni un minuto. No dejó de arengar a sus jugadores y cuando Dimas clavó el 1-0 se abrazó a todo el mundo que estaba a tres metros de él. El sanluqueño empezaba a ver los frutos de un trabajo que tiene mucho de psicológico y que ha sido asimilado por los futbolistas. La sequía de goles se acabó.

El Cartagena hizo ante los oscenses un partido que marca el inicio de una nueva etapa. Todas las piezas funcionaron y el ataque, además de los goles de Dimas (minuto 24) y de Salva Chamorro (minuto 31) creó oportunidades para alcanzar una diferencia mayor. Incluso el último jugador de refresco, Marc Fernández, agarró un chutazo desde la derecha que pudo ser el tercer tanto pero halló la madera.

Los albinegros tardaron unos en entrar en el partido –nervioso e impreciso- ante un discreto Huesca que en muchas fases del lance fue barrido por la presión de unos jugadores que entraron a buscar todos los balones. Pasada una fase de adaptación el conjunto de Ríos funcionó siguiendo el norte de buscar la portería contraria, con Collantes en banda derecha y Lafuente en la izquierda, con una gran actuación del vasco, que al retirarse Álvaro Antón pasó a trabajar en la demarcación del burgalés para que Toni Moral saltase a la cancha para ocupar la punta izquierda.

La defensa aragonesa , en la que figuraba en el  lateral izquierdo el ex albinegro Rafa Clavero, tuvo trabajo porque el afán ofensivo de los albinegros era incesante y hubo una fase de la segunda mitad en la que, con la serenidad que daba el 2-0 en el marcador. La labor de Mariano, por delante de la defensa, fue sensacional hasta su lesión, y Dimas realizó un trabajo muy aceptable, al igual que el ‘olvidado’ Manu Torres, en el lateral zurdo de la zaga. Chamorro aportó vivacidad, movilidad y presencia en un área que en otros partidos carecía de elementos en número suficiente para inquietar.

El bloque defensivo del Cartagena fue un bastión en el que seguramente Chus Herrero hizo el partido de su vida. Colosal. En excelente línea sus compañeros en un partido en el que al final el Huesca intentó quemar sus naves a base de atacar y en las contras los albinegros fueron peligrosos.

Esta vez el cuadro del Cartagonova, como deseaba su nuevo estratega, supo hacer en cada momento lo que correspondía. Logró batir la portería de Luis García por dos veces y con un poquito de fortuna habría ampliado la diferencia. Pero el 2-0 colma de satisfacción  de la afición, que estuvo sensacional.

El 'efecto Ríos' resucita al Cartagena, que deja de ser colista y ya cree en la salvación
El usuario es responsable de sus comentarios. Se compromete a que no difamen, insulten, contengan información falsa, abusiva, pornográfica, amenazadora, que dañe la imagen de terceras personas o que infrinja alguna ley.
Sportcartagena se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados.
Comentarios